A varios usuarios de Whatsapp les está apareciendo el mensajito de la encriptación punto a punto cuando entran a una conversación. En resumen significa que cada dispositivo tiene su propia llave para abrir un mensaje, y por lo tanto, Whatsapp -y por lo tanto, Facebook- no sabe qué es lo que contiene el mensaje; pero esto no es todo, también aplica a las llamadas, por lo que tampoco puede escucharlas para analizar su contenido. Esto lo iguala, en teoría, a aplicaciones más seguras como Signal, pero, como siempre, tiene sus peros.

¿Cómo? ¿Antes podían leer mis mensajes?

Sí. De hecho, cuando Facebook compró Whatsapp, se temía mucho que lo usara para aumentar aún más su cantidad de usuarios a analizar para su plataforma publicitaria; si lo habrá usado, o no, quizá no lo sepamos nunca. En todo caso, eso ya es parte del pasado, porque a partir de hoy ayer, las conversaciones están encriptadas, como dice el lindo mensaje de tono amarillo que comenzó a aparecer:

Las llamadas y mensajes enviados a este chat ahora están seguros con cifrado de extremo a extremo. Toca para más información.

¿Qué hay que hacer para activarlo? Nada, el solo hecho que aparezca ese mensaje significa que todo lo que se envíe estará encriptado. Si aún no aparece, por favor actualiza la aplicación, puedes chequear en la tienda de tu dispositivo.

¿Y cómo funciona eso de los mensajes encriptados?

Muy bien que quieras saber como funcionan las cosas. En este caso, el encriptado fue desarrollado por una organización llamada Open Whisper Systems; como para hacerse una idea de lo bueno que es este sistema, Edward Snowden lo recomienda a toda costa. A su vez, el código de la encriptación es open-source,  o “de código abierto”, esto quiere decir que cualquier persona puede tomar ese código y auditarlo para encontrar fallas o para mejorarlo. Cabe decir también que hasta ahora no se le ha encontrado ninguna.

Mucho bla-blá, y pocas nueces, vamos a lo que importa, cómo funciona esto. Whatsapp generará una llave que codificará los mensajes y que compartirá con el contacto con el que hables.

encriptado

A la izquierda, lo que uno envía. A la derecha, lo que lee el servidor de Whatsapp.

Ojo, que esta llave cambia cada cierto tiempo, por lo que si se lograra decodificar algunos mensajes, sólo podrían ser esos y ninguno más sin tener que llevar el proceso de decodificado nuevamente. O sea, mega hiper seguro. Y de nuevo, esto es automático y aplica desde cuando ambos contactos vean el mensaje pseudo-amarillo.

Sin embargo, Facebook no tiene para qué leer los mensajes

Como dije anteriormente, todo tiene su pero, en este caso es que Facebook tiene su plataforma Facebook Messenger sin codificar, por lo que puede seguir leyendo tus mensajes, viendo tus fotos y escuchando tus audios desde allá.

Un problema, por llamarlo de alguna forma, que tiene el sistema de Whatsapp son los meta-datos de los mensajes:

“Sin importar lo anterior, Whatsapp puede conservar la fecha y hora asociada con el envío efectivo de los mensajes, y los números de teléfono involucrados en estos, así como también cualquier otra información que Whatsapp esté obligado a guardar”. Esta es la traducción del texto seleccionado. Esto quiere decir que aún cuando Facebook no pueda leer lo que escribes, sí puede saber con quién hablas y a la hora que hablas. Por dar un ejemplo: Si hablas todo el día con alguien, entonces esta persona debe ser importante, y al tener los números de teléfono de ambos, puede cruzar estos datos con la aplicación de Facebook que seguramente tienen instalada en sus teléfonos. Bingo. Y ojo que esto no sólo lo puede usar Facebook, también el Gobierno podría pedirlos para cualquier uso.

Pero tranquilos: No todo está perdido

Whatsapp aplicó una encriptación a mil millones de personas a casi el mismo tiempo. Esto es una gran noticia y no hay que verla necesariamente del lado negativo, es un gran paso en la privacidad de las personas y es muy bueno que la aplicación más utilizada en el mundo tenga lo último en privacidad en sus sistemas, poniéndolo a la altura de sus pares como Telegram o Signal, que ya contaban con esta tecnología desde sus inicios.

Quiero finalizar insistiendo: Acualicen Whatsapp si aún no lo han hecho, este es un gran paso en la seguridad de cada uno de nosotros y ustedes no deberían quedarse fuera.