Como ya les habíamos contado en marzo, este sábado volveremos al horario de invierno, y a la medianoche tendremos que retroceder en el tiempo a las 23:00 horas, para volver a usar el GMT-4 hasta el 13 de agosto.

Sin embargo, siempre que ocurre un cambio de hora, nos saltan algunas dudas. ¿Se cambiará la hora en mi tarro, o la debo cambiar manualmente? ¿Qué pasa con los eventos de mi calendario? ¿Me voy a quedar dormido? ¿Qué hora es, corazón?

En 8Gigas, el sitio de tecnología que no da la hora, te daremos unos tips para que estés redi con tus aparatos para el horario de invierno.

¿Qué pasa en mi compu?

Para los usuarios de Windows, tenemos los clásicos parches que aparecen un par de días antes, para que la hora en tu compu esté como corresponde.

De partida, si tienes Windows 10 y tienes las actualizaciones automáticas activadas, no debes preocuparte de nada, ya que el parche se instaló solito durante esta semana. Si no las tienes automáticas, recuerda hoy actualizar tu equipo y así el parche esté tiquitaca para mañana.

Si usas Windows del 8.1 para atrás, actualiza a Windows 10 debes ingresar a ESTE LINK y bajar el parche correspondiente a la versión de sistema operativo que tengas. ¿Que no sabes cómo ver eso?  Lo puedes buscar en las Propiedades de Mi PC / Equipo, o en Sistema en el Panel de Control. Ahí encuentras cuál Windows usas, y si el sistema es de 32 o 64 bits.

[ACTUALIZACIÓN DEL POST] ¿Y Windows XP? Si aún usas este sistema (Ew!), en twitter @fgzuniga programó un parche NO OFICIAL que cambia la hora. En 8Gigas no lo hemos probado ni nos hacemos responsables si explota tu computador, pero suponemos que funciona: Puedes bajar el parche para Windows XP desde aquí.

Ahora, si eres manzanito y usas un Mac, el cambio debería ser automático. En caso de que no suceda, debes hacer click en la hora de tu compu, abrir el panel de Preferencias, y seleccionar Fecha y Hora, para ahí cambiar manualmente al huso horario de invierno, que recordamos es el GMT -4.

Finalmente, en Linux la cosa es similar. Si tienes los paquetes de actualización al día, el cambio de hora debería ser automático, por lo que no debes preocuparte de nada.

¿Y en mi teléfono?

Tanto para Android, como también para iOS y Windows Phone/Mobile/Comosellame, debemos seguir los primeros pasos.

Primero, fíjate si a la medianoche del sábado el reloj cambia automáticamente (algunas compañías están avisando por SMS que así será). Si lo hace, listeilor no tienes que hacer nada más. Si no lo hace solito, debes ir a la configuración de Fecha y Hora de tu teléfono, desactivar la opción de “definir zona horaria automáticamente” y luego ajustarla manualmente a, reiteramos, GMT-4. ¿Que dónde está esa opción en mi teléfono? Esta es la ruta:

  • Android: Ir a Ajustes/Configuración, opción “Fecha y Hora”
  • iOS: Ir a Configuración, seleccionar General, opción “Fecha y Hora”.
  • Windows Phone: Ir a Configuración, seleccionar Hora e Idioma, opción “Fecha y Hora”.
¡Son las 5 y ya está oscuro, Marty!

¡Son las 5 de la tarde y ya está oscuro, Marty!

¿Y los eventos de mi calendario?

Si eres usuario de Google Calendar, todos los eventos que creaste desde el 2 de mayo en adelante se adaptarán totalmente al cambio de huso horario. Ahora, para los eventos que creaste antes de esa fecha, deberás editarlo, ya sea en el título o en las notas, aunque sea agregarle un punto (OJO: no les cambies la hora ni la fecha), para que así se actualice y pueda adaptarse, que quede bien claro, al GMT-4 que vuelve a regir desde mañana.

Lamentablemente no tenemos información de qué pasa con el Calendario de Outlook o iCal, así que te recomendamos que, luego del cambio de hora, revises los eventos que has creado para ver si mantienen el horario que corresponde, o se adelantaron. En este último caso, tendrás que editarlos manualmente. Mala volá.


Ya sabes, con estos datitos no deberías tener problemas con el reloj de tus distintos aparatos tecnológicos. ¡Ah! Nunca está demás recordar que al reloj que cuelga de tu muralla, debes hacer rodar la perilla de atrás para retrocederle la hora. Por si aún vives en un mundo analógico.