Las redes sociales, por lo general, siempre tienen ese porcentaje de morbo que las hace reales, así como tienen un porcentaje de verdad y otro de mentiras y otro porcentaje de gente que cree estas mentiras, compartiéndolas y viralizándolas por todos los lugares que conoce, desde el boca a boca a otras redes sociales. Hoy tenemos el caso de unos colombianos que secuestraron a una niña en un mall, los guardias cerraron el lugar y encontraron a la chiquilla en el baño de mujeres, rapada y vestida con ropa de hombre. Una historia terrible, excepto por un detalle: Esto nunca pasó.

“Hace poco, hubo una niña secuestrada y rapada en un mall…”

oYHXcLkm

El pantallazo no es mío.

Esta es una de las historias, esta ocurrió en el Costanera Center.

z6MQqpMo

Y también ocurrió exactamente igual en el Mall Plaza Vespucio. Pero no sólo ocurrió en Chile…

sams

Esto ocurrió en México, y así podría seguir hasta el infinito ¿Ya se entiende, o no?

La historia se repite cada ciertos años

Al igual que un virus, esta noticia llega en un ciclo de años. Ya desmintieron este secuestro en el año 2014, en un supermercado de San Felipe:

“el supuesto secuestro  de un niño de dos años al interior del supermercado por una pareja de extranjeros, bolivianos o peruanos, y en cosas de segundo se habrían llevado al menor al baño donde le cortaron el pelo y cambiaron ropa, siendo sorprendidos por personal del establecimiento y detenidos luego por Carabineros.”

 

Claro, en el 2014 estaba de moda odiar a los bolivianos o a los peruanos; ahora en 2016, el mito vuelve, pero odiando a los colombianos. ¿Notan que nunca es una pareja chilena? Todo muy poco xenofóbico.

Ojo, que esto no comenzó en Chile, gracias a mi amigo Google, logré dar con un blog mexicano que ya hacía eco de una historia similar en el año 2006Así que podríamos decir que la historia ha evolucionado en diez años, exportándose como cual producto de oro.

¿Por qué revivió este mito?

Hace una semana, en Antofagasta, sí ocurrió un secuestro de una bebé por parte de una colombiana, sin embargo, no ocurrió en un mall sino que fuera de un bus, cuando la mamá y la bebé se bajaban de éste. El caso está en investigación, y a la niña no le pasó nada grave.

Con esto en mente, pueden empezar a distorsionar la historia tanto como para que llegue a un mall, y la niña tenga más edad, y esté rapada. Todo un caso.

No creas todo lo que aparece en internet

Tal como el mito de la escasez de bencina que nunca fue, existe este otro mito que tampoco fue; nunca pasó. En todos los casos anteriores, la PDI ya lo dijo: NO HAY ABSOLUTAMENTE NINGUNA DENUNCIA DE ESTE TIPO DE DELITOS. Obviamente, hoy lo vuelve a repetir:

No usemos las redes sociales para esto, por favor, no expandamos la psicosis ni la xenofobia. Hay problemas de verdad que realmente merecen ser compartidos.