Hoy en El Mercurio apareció a página completa una publicidad de la pre-venta del LG G5 + la Cámara 360 en Chile, y como precio referencial  está a $869.990, dejándolo como el pack más caro vendido en el país, sólo superado por el iPhone 6S Plus de oro. Recordemos que a Latinoamérica -y por ende Chile, porque por lo general Chile se ubica físicamente en Latinoamérica- llegará la versión menos poderosa del dispositivo, sin los 4gb de RAM, sin lentes VR y sin el Snapdragon 820.

Vamos de compra a USA. El modelo original cuesta USD$600 y el precio de la cámara es de USD$200. Eso nos queda en $800 clarencedólares por el pack que, haciendo la conversión de moneda, nos queda más o menos en CLP$550.000. Acá sólo el teléfono capado cuesta $619.990. Ouch.

g5

Y qué hablar del parlante bluetooth, misma historia.

Lee también: Jurel tipo salmón (o como las marcas modifican equipos para venderlos en nuestro continente)

Teléfonos capados a precios premium

Uno de los argumentos que dio LG para que hicieran una versión capada es que en Latinoamérica no se vendían bien los teléfonos de gama premium por su alto precio y que acá preferíamos teléfonos más baratos. Está bien, tienen razón hasta cierto punto, pero dejar el teléfono capado a precio de gama premium es más bien una estrategia errada que, por cierto, los hará vender aún menos equipos de los que originalmente pensaban. Y viendo los números negativos, LG sólo verá a Latinoamérica como un mercado aún menos atractivo para ofrecer sus productos.

Fuente: EL MERCURIO