El Reino Unido de la Gran Bretaña (Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte) decidió con un referendum salirse de la Unión Europea, un proceso al que se le ha llamado Brexit (por Britain Exit) y está generando tanta repercusión en las bolsas del mundo y en el precio de divisas y materias primas, que la pregunta que debe estarles surgiendo no puede ser otra:

¿Cómo afectará en todo lo tecnológico que UK se vaya de la UE? Mientras otros fueron a lo fácil de buscar los mejores memes del asunto, en 8Pulsos preferimos investigar en serio y explicarles la situación que se viene, no solo pensando en las empresas de todas las áreas de lo tech, sino también en lo que implicará para el comercio electrónico y lo que tenemos más cerca.

¿Brex-qué?

El Reino Unido decidió abandonar la Unión Europea y volver a la autonomía que se tenía hasta antes de los 70s. cuando se unieron. Para ello, se recurrirá a las normativas ya definidas en los estatutos de la UE en caso que un estado miembro anuncie que se va. Lo que implicará una larga negociación entre Londres y Bruselas (la sede de la UE) para definir qué tanto se separán de la comunidad europea al final. Cualquier negociación en el area de retención de una teleco se quedará pequeño frente a lo que harán en la UE para que no pierdan tanto con esta ruptura.

Lo que en lo económico sí que puede afectar a varias empresas, empezando por todas las del resto de Europa que se están cayendo como dominós en las bolsas, pero no necesariamente en las tecnológicas en las que todos estamos pensando, por los motivos que veremos ahora:

No hay grandes tecnológicas británicas, excepto UNA.

Les propongo el siguiente ejercicio, Intenten buscar por ustedes mismos alguna gran empresa tecnológica con su casa matriz en Inglaterra, por ejemplo. Cuesta, ¿verdad?

Empezando por lo que es hardware: Lo fácil es creer que los grandes nombres vienen de los Estados Unidos: Intel, AMD, NVIDIA, Dell, Hewlett-Packard, Microsoft, Apple, por cierto que Qualcomm.. Y además de Japón: Que Sony, Toshiba, Nintendo, Panasonic…

Pero no hay que olvidar que en lo tech, y sobretodo en telefonía móvil y relacionados, la gran mayoría de la torta del mercado se la reparten entre compañías de Corea del Sur y las dos Chinas: Taiwán y la República Popular: Samsung y LG por el primer lado, y por Taiwán tenemos, por ejemplo, a Acer y ASUS. En el caso de la China comunista, la lista cada día crece: Lenovo, Huawei, Xiaomi, la compañía tras los OnePlus… Y no hay que olvidar las empresas que fabrican para todas las que hemos mencionado aquí, como la infame Foxconn.

Pues sí, los grandes nombres de la tecnología, al menos en hardware, no provienen del Reino Unido, Excepto una que no es cualquiera. La conocemos por su sigla: ARM, fabricante y desarrolladora de chipsets para esmarfons y tablets y la fuerza dominante de este mercado, lo que era Intel en la mejor época del PC.

ARM. Established in Cambridge, England.

ARM. Established in Cambridge, England.

ARM Holdings plc cotiza en la bolsa de Londres y forma parte del club selecto de acciones del FTSE 100 (el equivalente británico de nuestro IPSA o el DOW estadounidense). Al momento de escribir esto, mientras las otras compañías bajan, ARM.L bajó un poco empezando la jornada para llegar a subir a indices mayores al resto de esta semana. 

"Todas las demás bajan, pero yo subo. Le ganamos a Intel, cómo no le vamos a ganar al Brexit"

“Todas las demás bajan, pero yo subo. Le ganamos a Intel, ¿cómo no le vamos a ganar al Brexit?”

Lo que no quiere decir que no se eximan del movimiento bursatil del que explicaremos ahora. Así que habrá que tener ojo con sus futuros movimientos para que el Brexit no termine afectando su posición privilegiada.

A no apresurarse con el movimiento en las Bolsas.

Ahora mismo, el Reino Unido todavía está en la Unión Europea. El proceso para finalizar el Brexit tomará su tiempo –se estima por lo menos dos años– y requerirá una larga negociación con la UE en todos los términos, incluyendo los económicos.

En este momento, todas las bolsas de comercio del mundo están reaccionando a la baja en sus cifras generales (hay empresas en las que se tiene que tener ojo, lo veremos después), pero hay que tomarselo con mucha calma. Es natural este tipo de reacciones después de sucesos así, lo hemos vivido muchas veces en el pasado reciente, luego de atentados terroristas u otros resultados electorales, por ejemplo.

Y además, todo esto tocó un viernes. Habrá que esperar el finde y estar pendiente de cómo vayan las bolsas en el transcurso de la semana que viene, cuando también veremos más definiciones respecto a cómo la Unión Europea y el Reino Unido enfrentarán esta separación.

¿La industria de internet?

Aquí sí que la mayoría de los grandes nombres están en los United States: Google, Facebook, Microsoft (y ahora +LinkedIn), Amazon, Snapchat, Valve/Steam, ebay, Netflix, Apple… Twitter no es grande y que pierda cada día su valor es más culpa de ellos mismos.

Luego tenemos la fuerza que también está surgiendo desde China, empezando por el grupo Alibaba, con Aliexpress como su buque insignia o los fondos de inversión chinos que ya andan comprando compañías como Opera ASA. Y todas las con HQs en países de Europa Continental, como Suecia (Spotify, DICE), Finlandia (Rovio), Alemania (Telegram), Polonia (GOG), Chequia (Avast) o hasta Rusia (Kaspersky, Vkontakte…)

La gran mayoría de las compañias americanas del internet, no tienen las oficinas de sus sedes para el viejo continente en Londres, sino en países como Luxemburgo y especialmente en la República de Irlanda (que ahora más que nunca no se debe confundir con Irlanda del Norte, la que sí está en el Reino Unido).

Al usar las tiendas de Apple en Europa, sus condiciones las acuerdas con iTunes s.a.r.l., con sede en Luxemburgo.

Al usar las tiendas de Apple en Europa, sus condiciones las acuerdas con iTunes s.a.r.l., con sede en Luxemburgo.

¿Por qué ahí? Por los mismos motivos que en Latinoamérica se tiene tanta “estima” a Panamá o a las Islas Vírgenes: Las normativas impositivas de Irlanda o Luxemburgo les permite gastar menos en impuestos y, al fin de cuentas, llevar más dinero a sus oficinas centrales, muy importante para las que reciben ingresos vendiendo aplicaciones en sus tiendas o administran dinero.

Más de una autoridad económica ha manifestado su disgusto por esta situación y algunas compañías estaban evaluando irse a Londres. Con el Brexit, lo más seguro es que todo quede en nada y se mantendrán en Dublin por mucho tiempo más. O se irán a otras capitales europeas como Paris o Berlin.

Divisas, ay, las divisas.

Y también los commodities o materias primas. Sobretodo el cobre, con un precio base que en Chile toma como referencia el definido por la Bolsa de Metales de Londres. Esto es ya lo que nos va a afectar en todo, como por cierto que en nuestro futuro poder adquisitivo para comprar más chiches tecnológicos.

Y en el caso de las monedas hay que tener más ojo, aunque con la misma calma que las acciones de las bolsas de comercio. Y no solo en lo habitual que es el precio del dólar (USD), sino también en el euro (EUR) y la libra esterlina (GBP). Porque hasta ayer, una £ costabá más que un € y este, más que un US$. Y con el bajón que se pegó la libra, lo que pase con las otras grandes monedas es imprevisible.

Y también recordar que no seremos los únicos pendientes de lo mismo. Ya ayer el portal XE.com se cayó por exceso de visitantes y seguramente funcionará más lento de lo acostumbrado durante los próximos días.

El precio de las divisas nos afectará especialmente si compramos en portales que ponen sus precios en dólares o euros, dependiendo de la versión que seleccionemos. Conviene recordar que cada vez más servicios están poniendo sus precios para sus versiones locales en CLP (por ejemplo, Spotify, Google Play o Steam), aunque luego advierten que realizarán el cobro en dólares.

bookdepository

Otro servicio que ahora pone sus valores en CLP es Book Depository, y esta sí que tiene su sede en el Reino Unido. Si decides pagar en pesos chilenos, te cobrará en pesos chilenos, aunque deja la opción abierta para cancelar en varias otras divisas. Y a partir de ahí se puede sacar el cálculo de con cual saldrá más conveniente.

¿Comprar en libras saldrá más barato que en dólares?

Hay que tener más ojo que nunca en la divisa en la que cobren los grandes portales de comercio electrónico, como Aliexpress o ebay, no importando dónde tengan su sede. No es muy usual que estos sitios cobren en GBP, pero si lo permiten, antes de pensar pagar en libras porque “saldría más barato”, primero se debe considerar la moneda base del medio de pago que utilicemos.

En Aliexpress podemos elegir todas estas divias. Pero no es buena idea pagar en una moneda diferente a la de nuestro medio de pago

En Aliexpress podemos elegir entre todas estas divisas. Pero no es buena idea pagar en una moneda diferente a la de nuestro medio de pago

Por ejemplo, si pagamos con una tarjeta de crédito internacional en dólares, al comprar un item valorado en libras se tendrá que hacer la conversión de GBP a USD, lo que en la mayoría de los casos implicará una comisión de cambio de moneda cobrada por el emisor de nuestra tarjeta.

Y con el bajón de la libra, más de uno pensará que es el momento para comprar en Amazon.co.uk u otras webs inglesas, pero la sucursal británica no envía muchas de sus mercancías a Chile, como sí lo hace la matriz. Y además en otros casos, el costó de envío desde el Reino Unido puede que sea tan prohibitivo que no valga la pena aprovechar la baratura de la GBP.

Comprar por internet en webs del extranjero da para mucho, así que volveremos a tocar el tema más adelante.

Y las empresas con las que se debe tener ojo:

Que el Reino Unido se salga de la Unión Europea ya está afectando en lo inmediato en el precio de la acción de otras compañías, no necesariamente británicas, pero que si participan allá y tienen su presencia bien marcada en nuestro país. Aquí nombraremos las más relevantes:

Las empresas de los Luksic: En el FTSE 100 de Londres cotiza uno de sus grandes conglomerados: Antofagasta plc, que reúne a todas las operaciones mineras en Chile, como Los Pelambres, Zaldívar, Sentinela, entre otras. Es la minería, antes que todo, lo que empezó el imperio económico de esta familia y ya tienen suficientes líos con el precio del cobre.

Los bancos: El rojo y el del degradado azul tienen operaciones e intereses en el Reino Unido y aquí sus bajas van a un nivel mayor: En Madrid, 16% el BBVA y casi un 20% el Santander.

En azul, el BBVA. En rojo, el Santander

En azul, el BBVA. En rojo, el Santander

Enel: La eléctrica italiana, que ahora es dueña de lo que todavía conocemos como Enersis, Chilectra y Endesa. En Milán, ya va bajando un 10% su valor en bolsa.

Telefónica: Ahora vamos con las telecos. No solo tiene una presencia en casi toda Latinoamérica, sino que con su marca O2, Telefónica también tiene lo suyo en la Gran Bretaña y otros países europeos. Estaban considerendo abrir a bolsa su división británica, pero el bajón de su acción en Madrid al 18% cancelaría esos planes y veremos qué otras cosas cambiarán en las Movistar de España y Latinoamérica, aparte de las modificaciones que ya están realizando.

El conglomerado Virgin: Que en Chile no opera como franquicia, sino lo maneja directamente la matriz encabezada por Richard Branson. Virgin Group Ltd. en sí es una corporación privada que no participa en bolsa, pero algunas de sus divisiones sí que cotizan, como Virgin Money (que va bajando un 25%). Las de telecomunicaciones, están entre las que no figuran en bolsa.

Y de la que no se sabe nada: aunque también tiene su sede en Londres: Novator Partners LLP. Grupo de inversiones privado que no cotiza en bolsa, y que entre sus muchos negocios, el año pasado compró Nextel en Chile y la relanzó con todo como WOM. Si el Brexit está afectándolos o no, eso lo saben exclusivamente ellos.