Hace unos días llegó al correo de los usuarios de LoHaria.com un comunicado donde anuncian su cierre. La idea del sitio era que cualquier persona pudiese entregar un servicio, vender un producto, asesorar, etc, por cinco mil pesos. Nada más, nada menos, sólo cinco lucrecias.

El comunicado

Estimados usuarios y usuarias:

Les escribimos para contarles que el equipo de LoHaría ha decidido cerrar definitivamente la plataforma a partir del día 8 de agosto de 2016.

Ha sido un largo y entretenido viaje pero, desde hace aproximadamente un año, cada uno de nosotros se embarcó en otros proyectos, dejando a LoHaría funcionando “a medias”, sin desarrollar nuevas funcionalidades necesarias y entregando un soporte al cliente lento e ineficiente. Ustedes se merecen más.

Fue una gran experiencia y nos sentimos orgullosos de haber contribuido a que miles de ustedes hayan podido “hacerse unas lucas extra” y contratar servicios de calidad a excelentes precios.
Nos gustaría tener las energías para continuar creciendo y mejorando para ustedes, pero estamos viejos, cansados, más gordos y feos (sobre todo Pancho).

Hemos realizado todas las transferencias y reembolsos solicitados.
Si tienes dinero en tu cuenta de LoHaría, ingresa a tu panel y solicita el retiro (por vez número mil: asegúrate de que ingresaste los datos de tu cuenta). Estaremos al aire hasta el 8 de agosto. Después de eso, nos iremos a un bar a ahogar las penas en alcohol. Están todos invitados.

Un abrazo y gracias por acompañarnos,
El equipo de LoHaría.

La idea del sitio era simple, se ofrecía algo por cinco mil pesos, y cada quién veía si ese precio era acorde al servicio que se ofrecía. Experiencias buenas y experiencias malas, como en todos los sitios en que se ofrecen servicios, el sitio logró vivir tres años con personas satisfechas por la nueva e innovadora vitrina que aparecía en la internet chilensis.

¿Y qué dicen desde Lo Haría?

La presentación de Lo Haría en el demoDay de Wayra (2014)

Hablamos con Uri Martinich, fundador de Lo Haría, para saber más acerca del cierre del sitio. Nos contó por correo que el sitio llegó a tener más de 25 mil usuarios.

8Gigas: ¿Cuánto era el porcentaje de reclamos?

Uri: Por parte de los usuarios, baja; nuestras principales quejas eran de los vendedores, por el retraso de los pagos. Nuestro problema con ellos fue que nunca lo solucionamos tecnológicamente, entonces el depósito de la plata era manual; lejos lo más frustrante. Por parte de los usuarios, nuestra gran “crisis” fue cuando un vendedor proveía de cuentas de Netflix por seis meses (a sólo 5 lucas) y le dejó de funcionar su sistema (imagino que trucho), y en vez de enfrentar a sus clientes, que eran cientos, simplemente desapareció. Puedo decir con orgullo que teníamos poquísimos reclamos y que solucionamos casi todos.

¿La oferta más rara?

Quizá el tipo que te rascaba con su barba durante media hora.

¿Quedaron felices con lo que lograron?

En mi caso, quedé muy conforme por la cantidad de gente a la que ayudamos. Sigo recibiendo mails y tuits de personas agradecidas, con “gracias a LoHaría sobreviví mientras estuve cesante”, “gané mucha plata durante un año” o “contraté a un abogado que me salvó de un gran problema”. Haber sido un aporte para muchas personas, haber creado una marca reconocida y pasarlo bien, fue muy reconfortante. No estoy feliz porque la razón por la que no conseguimos el éxito en el tiempo que habíamos asignado (nos dimos un plazo, después de eso cada uno volvía a lo suyo), era evitable. Inclusive lo vi, lo tenía identificado, pero no tomé las decisiones correctas en el momento correcto.

¿Tienen nuevos proyectos parecidos a este?

No. Yo estoy dedicado a ROI, mi agencia de SEO. Pancho está full trabajando para unos chinos en un proyecto muy desafiante. Johanna sigue conmigo, es directora de proyectos en la agencia. Si hago algo parecido en un futuro, tengo claro qué debo hacer para no cometer el error que nos costó caro.

Aún no saben dónde irán a beber. Actualizaremos cuando tengamos esta información.

Oye pero aún me deben plata 🙁

Como dice el comunicado, si tienes dinero en tu cuenta, asegúrate que tus datos bancarios sean los correctos y solicita la transferencia ahora. Hazlo lo antes posible, para que no te pille el tiempo.