“Samsung”, en coreano, significa tres estrellas, algo que pudimos observar en el logo noventero de la compañía. ¿Qué tiene que ver esto? Nada, sólo en que es un hecho concreto entre tanto mito sobre el nuevo lanzamiento de dicha marca realizado hoy en Nueva York: el Galaxy Note 7.

Partamos por el nombre: en septiembre de 2015 conocimos el Galaxy Note 5, pero ahora, se viene el Note 7 (SM-N930F). ¿Qué pasó con el número 6? La rumorología apuesta a que intentó equipararse los lanzamientos de la línea Galaxy S con los Note, y ya que en febrero conocimos el S7 y S7 Edge, ahora había que nivelar al hermano grande con lápiz.

¿Características? En este aspecto la rumorología se hizo nata, colocándole de todo al equipo. Dentro de los supuestos más disparatados, sonó que traería 6GB de RAM, Android Nougat, y una monstruosa batería, pero todos estos cálculos se cayeron al ver la cruda realidad. Vamos por partes.

  • Pantalla: 5,7″ Quad HD Super AMOLED, igual a la de su antecesor, aunque nuevamente la surcoreana insiste con las pantallas de borde curvo en sus dispositivos. Eso sí, en el Note 7 promete incorporar aún mayor cantidad de funciones, como el control de música y personalizar los accesos directos, aunque bueno, eso lo venimos escuchando desde el S6 Edge y, a la fecha, no ha sido muy útil.
  • RAM: 4GB de RAM. Aunque el procesador es un poco más rápido que el del Note 5.
  • Almacenamiento: 64GB de memoria interna, y soporta Micro SD de hasta 256GB: aquí hay un salto, en comparación a los 32GB del Note 5 o de los S7 vendidos en Chile.
  • Batería: 3500mAh. Buen estándar en comparación al Note 5 (3000mAh), S7 (3000mAh) o el A7 2016 (3300mAh), pero bajo si lo tiramos a pelear con el S7 Edge (3600mAh) o con el A9 Pro (5000mAh).
  • IP68: la norma de resistencia al agua y al polvo que ya trae el S7 y S7 Edge. Eso sí, y al igual que en los teléfonos anteriores, esto no lo hace un equipo anfibio. La novedad, en este caso, es que el S-Pen o lápiz incorporado también fue certificado con esta norma, y además, se puede escribir con la pantalla mojada.
  • Always-On Display: otro de los chiches que llegó con el S7 se repite el plato, pero sacándole más partido, ya que ahora permitirá agregar aplicaciones de terceros, notificaciones de eventos en el calendario y firma personalizada (aprovechando el lápiz). ¿Incluirá el control de la música con esa vía? Ojalá que sí.
  • Android Marshmallow: la penúltima versión del robotito llega a este dispositivo, obviamente antes pasada por la capa de personalización de Samsung, el resistido Touchwiz, pero reducido a su mínima expresión.
  • Carga rápida inalámbrica: desde el S6 que esta característica se convirtió en un clásico en los dispositivos top de línea de la coreana, y acá no sería la excepción.
  • Cámaras: una trasera de 12 megapixeles, con sistema Dual Pixel, y frontal de 5, al igual que el S7/S7 Edge.
  • Colores: llega en negro, dorado, plateado y el más llamativo de todos: azul coral, un tono que resalta a la vista, pero que lamentablemente NO veremos en Chile, ya que no se comercializará en nuestro país. En Europa hicieron lo mismo perocon el dorado.

¡Pero si es igual al S7 Edge! Pero el S-Pen es nuevo

Hasta ahí, nada nuevo bajo el sol y todo muy predecible, pero aquí viene lo interesante del asunto:

  • Lector de iris: algo que se había comentado muchísimo hace algunas semanas por fin llega a los terminales de Samsung. La cámara frontal contará con un sensor para leer el iris del ojo como mecanismo de seguridad. Según explicaron en el lanzamiento del producto, este sistema convertirá la imagen del ojo en un código digital, el cual no podría ser suplantado por imágenes en 2D o 3D, convirtiéndolo en un efectivo protocolo para proteger el acceso al teléfono. Yo, en lo personal, tengo mis dudas, sobre todo porque con el lector de huella en los teléfonos prometieron lo mismo y funciona like a mushroom pésimo en mi experiencia particular.
  • USB Tipo C: también había sido súper comentado antes de la presentación oficial y se confirmó con las primeras imágenes. El teléfono vendrá con un conector USB-C, que permite el uso reversible del cable. Y, junto con esto, traerá un microadaptador para USB-A y Micro USB, ayudando a transferir datos desde otros equipos al Note 7.
  • Nuevo Gear VR: con el cambio de conector USB, también tendríamos algunas modificaciones en el ecosistema Galaxy, y ya que quieren darle un fuerte impulso a la realidad virtual, el Note 7 obligó a lanzar un nuevo modelo del Gear VR, el SM-R323, de color azul marino, y del cual no tenemos más antecedentes.
  • Nueva familia de accesorios: ya conocemos las típicas fundas y carcasas de los equipos Samsung, pero con el Note 7, se agregan otro tipo de protectores, como un Standing Cover, que permite convertir el estuche en un soporte para ver el teléfono acostado, el Keyboard Cover, teclado externo para imitar un Blackberry (algo que ya vimos con el S7), un Backpack Cover, con batería adicional de 3100mAh y resistente al agua, y la mejor de todas: la Lens Cover, una funda con lentes intercambiables, para creerse fotógrafo profesional con un lente teleobjetivo de 16x y uno de Gran Angular con 108° de visibilidad. Me recuerda un poco a los LG Friends, pero sin tanto bombo.
Presta el estetoscopio

Presta el estetoscopio

Además, Samsung aprovechó la ocasión para socializar sus últimos lanzamientos en el rubro de los vestibles o wearables: el Gear IconX, un reproductor MP3 inalámbrico, que permite controlar música y entrenamiento vía bluetooth con un teléfono, y el Gear Fit 2, la nueva versión del reloj deportivo de la marca, del que ya te hablamos en extenso hace algunas semanas acá.

¿Cuándo se empieza a vender? ¿Cuánto costará? Por ahora, sigue en la categoría de mitos y misterios, y esperamos que los de Samsung en Chile lo revelen pronto (y nos pasen uno!), para poder tener toda la información aquí en el bló de tecnología ameno dedicado a usted.

EDIT: lo que sí sabemos del lanzamiento es que el equipo se presentará en sociedad la semana del 22 de agosto en nuestro país (ojalá nos inviten #miguitasdeternurayonecesito), y que a Chile lo traerá Movistar, Entel y Claro.