¿Cuántas veces hemos ido a hacer algún trámite, y justo cuando estamos a punto de llegar el mesón, avisan que “se nos cayó el sistema“, dejándote con la tirria y el tiempo perdido esperando dicha atención? Empezamos a insultar al sistema público, que valen hongo, que eso pasa sólo en Chile, etc.

Pero, y aunque ustedes no lo crean, esto ocurre hasta en las mejores familias, ya que durante la mañana se supo que la aerolínea estadounidense Delta sufrió una caída global de sus sistemas, obligando a suspender y cancelar todos sus vuelos a nivel mundial, hasta que logren resolver el inconveniente.

¿Cómo pasó esto? Según la información publicada por la misma compañía en su sitio web, a las 2 de la mañana un apagón en Atlanta, ciudad donde tienen sus cuarteles centrales, les botó la plataforma informática dejando toda su operación en stand by hasta nuevo aviso. Eso sí, esta situación no afectó a los vuelos en curso, sino que sólo a las salidas que venían.

En este momento, la aerolínea ya está recuperando su operación y comenzando a reprogramar todos los vuelos pendientes, por lo cual, se le está pidiendo a los pasajeros mucha paciencia y que estén atentos a las novedades, para ver cuándo por fin lograrán despegar desde sus respectivos aeropuertos.