Ha visto usted en las noticias cuando aparecen los cuentos del tío, en que llaman a una persona, les dicen que un pariente X atropelló a una mujer embarazada y que si lleva una fortuna en dinero y joyas le dejarán libre, y uno exclama a la pantalla “¿Cómo cresta le creen?”.

Bueno, en el staff de 8Gigas sufrimos semanalmente de esta misma sensación cuando vemos que una promoción demasiado buena para ser verdad se propaga por Facebook/Twitter o cualquier red social que permita viralizar algún anuncio.

Ya lo sufrimos con LAN regalando pasajes en Instagram y ahora, le tocó el turno a la ya fusionada LATAM, areolínea Chilena-Brasilera que, supuestamente, está de nuevo regalando pasajes si contestas una simple encuesta.

Antes de leer todo este artículo, les decimos que NO, LATAM NO ESTÁ REGALANDO NADA.

Si así fuera, lo tendríamos anunciado en los Descuentos Rata.

Ahora, y para que nunca más te suceda, vamos a ver paso a paso como detectar una estafa virulenta en 3 simples pasos. Pondremos este último supuesto anuncio de LATAM como el ejemplo perfecto.

1. Sentido común

¿Cuantas veces usted ha pasado por fuera del supermercado y le han dicho “Pase, estamos regalando un carro lleno de mercadería a todos los que entren, totalmente  gratis”? ¿O cuantas cientos de veces le ha tocado un chofer de taxi ofreciéndole llevarle donde usted quiera, por 0 pesos? A todos nos ha pasado ¿Cierto?

NO.

Jamás le ha pasado, así como jamás le han dicho en el banco “Entre y llévese 100 luquitas por la buena onda” o le han perdonado los 10 pesos que le han faltado para comprar alguna tontería.

Entonces, dígame, y sea honesto: ¿Cuán probable es que LATAM, empresa que se caracteriza por ni siquiera hacerle un upgrade con los chorromil kilómetros acumulados una vez que usted ya tiene el pasaje comprado, se raje con 2 pasajes a cualquier parte del mundo por responder 3 preguntas que hasta un simio amaestrado podría responder?

Respuesta: Entre ninguna y 0. Así de simple.

Analicemos la promoción.

Captura_de_pantalla_090416_053932_PM

Sí, claro.

Mito: Latam Airlines regalando pasajes en clase de negocios por celebrar su cumpleaños.

Hecho: LATAM está de cumpleaños el 22 de junio.

Captura_de_pantalla_090416_063737_PM

Lanzar una promo de cumpleaños, ahora en Septiembre no tiene NINGÚN SENTIDO.

Pero bueno, pensemos que usted es una persona de mucha, mucha fe y quiere creer…

2. Bases del concurso – dirección página Web

Digamos que ya, la cosa parece algo probable. Que la lógica acá la mandemos al demonio y digamos “Sí, esta empresa es la mejor empresa del mundo y sí me quiere regalar *cosa* porque son buenos como farkas y mi abuelita en navidad juntos”

Lo primero que usted debe hacer es comprobar donde están las bases del concurso.

Por lo general, estas instrucciones aparecen en la web oficial de la compañía o aparece señalado siempre en la letra chica de la promoción, donde se individualiza la fecha de inicio y término de la promoción, en qué territorio es efectivo, en qué consiste el concurso, cuanta es la cantidad de premios a repartir y lo más importante, en qué notaría se encuentran las bases de este mismo. Si es una empresa seria, grande, como es el caso de LATAM, siempre, sin excepción las bases estarán ligadas a una notaría.

Si le da una flojera gigantesca mirar las bases y su mente sólo quiere hacer click y volverse loca pensando en la posibilidad de viajar en un automóvil de oro con un simio mayordomo de regalo y no tiene tiempo para verificar la letra chica, preste sólo atención a la dirección web que promociona el vínculo.

Si usted hace click, y la oferta y promoción es real, le conducirá a una dirección oficial como esta:

www.latam.cl/concurso www.latam.cl/promocion

Sin nada en medio. Sin cortar el nombre de la compañía. Sin números ni símbolos extraños, como este:

Sospechoso…

“latam-air-com201149 adramsay press”

Acá vemos la palabra “latam” con “air” “com” y números… y “Adramsay.press” que le aseguro, no tiene absolutamente nada que ver con la compañía, a menos que sea el hijo multimillonario de pie grande que justo ayer adquirió la empresa.

Y además, siempre saldrá en el mismo anuncio, al menos en facebook, la dirección donde le llevará si usted hace click en ella.

Imagen_sin_título_090416_065019_PM

Siempre, en la parte de abajito. Para que no haga click sin ver donde lo conduce

Pero ya. Pensemos que sigue siendo algo probable, porque el 97% de sus amigos de Facebook compartió lo mismo, porque su perro corre peligro de muerte si usted no comparte y porque la cosa es hermosa y usted no puede creer que exista gente tan mala en el universo para ilusionarle con algo así.

3. Ortografía

Imaginemos, una página chanta se esfuerce en inventar unas bases, citen a una notaría y pongan fechas y todas las individualizaciones del premio juntas; el link parezca creíble y usted ya se encuentre listo a darle like/compartir y entregar todos sus datos. Por lo general, suelen equivocarse en lo más básico: la terminología y la ortografía.

Si por ejemplo, la página ofrece “boletos de avión”, no pueden ponerle al final “ganaste 2 entradas” o “Tu tickete está listo”. El concepto, si bien puede parecer el mismo, no será así en caso de ser una promoción real. Las tildes son importantísimas también, así que fíjate, y si una palabra te parece rara o mal escrita, desconfía de inmediato.

Por ejemplo, acá hay 2 errores encerrados en círculos.

Captura_de_pantalla_090416_065333_PM

Primer error: la página y la promoción están en español, sin embargo te reciben con un “Congratulations!”

Segundo: citan otra página, que no es la oficial. En este caso ponen LATAMair.com, cuando la página oficial de latam es Latam.com, sin air ni nada por el estilo.

Tercero, y de sentido común: creo que jamás en la historia de las aerolíneas le han dicho a los boletos o tickets, entradas. ¿Es un cine la cosa? ¿vas a ir a fantasilandia? Seriedad, cabrito.

Las empresas se gastan hartas lucas en promocionar sus premios y una parte importante de ello es la forma de escritura. Mantener un estilo durante todo el asunto es indispensable, por ejemplo, si te tratan de “usted” en un principio, no pueden después tratarte de “tú” o “hermanito, socito, estamos redy”.

¿Se entiende?

¿Y qué tanto hermano? Mansa cuestión darle click y compartir, me da lo mismo, total, ¿qué arriesgo con esto? Le day puro color oe

Ese es el que llamo “el argumento indestructible“, porque es tu propia voluntad el que sigue tirando el vagón y aunque la cosa sea o no razonable, hiciste tu elección.

Ante eso nada que hacer.

Aunque sí, date por enterado que cuando le das click al “compartir”, le estás dando acceso a estos tipos, primero, a todos tus datos de facebook, tus fotos, las de tu perro, de tu borrachera, de tus sobrinos haciendo estupideces, tus estados más profundos “Hoy me lanzo” y toda la información, que si bien parece que es privada, con estos clicks autorizas a que un tercero, que no tienes idea quién es, tenga acceso casi ilimitado a tu cuenta.

Si crees que arriesgar todo lo que tienes en facebook, a pesar de todo lo sospechoso que suena, dale, házlo y sigue no más.

De pasada te cuento que hay un príncipe en Nigeria que tiene una fortuna para compartir si le depositas 100 dólares, y que Bill Gates está regalando todo su dinero si te suscribes a 8Gigas.com y envías todos tus ahorros a nuestra dirección corporativa ubicada en Inés Matte Urrejola 0848.