Que nació muerta, que nadie la entendió, que llegó tarde, que tenía bajas especificaciones… Lo cierto es que, pese a sus malas ventas, la Wii U nunca dejó de ser noticia, para bien o para mal. Luego de un Nintendo Direct sólo dedicado a la 3DS, y al inminente anuncio de NX, es hora de ponerle el pijama de palo a la primera consola en alta definición de Nintendo.

¿Qué wiiá es esto? ¿Y los juegos?

Partimos con problemas. Pasó que Nintendo nunca supo explicar qué era la Wii U. La gente creía que era una Wii normal con un aditamiento extra, y no se entendía esto del control/tablet. Se demoraron mucho en hacer entender que era una consola totalmente nueva, con gráficas HD y todo lo que ya conocemos.

Además, el catálogo inicial fue más pobre que un cuarto de mortadela, y con juegos que no prendían a nadie (Nintendo Land, Game&Wario, unos de Lego…). Al igual que con la 3DS, hubo que esperar casi un año para que empezaran a salir juegos más power, aunque esta vez no hubo tanta beneficencia para con Nintendo.

wiiu

Joyitas que se perdieron, aunque hubo esperanzas

Lo lamentable es que la consola tiene unos juegazos que pasaron sin pena ni gloria, salvo que tengamos remakes más adelante (hola hola Gamecube). Super Mario 3D World, Donkey Kong Country Tropical Freeze, Captain Toad Treasure Tracker, Kirby and the Rainbow Curse, Hyrule Warriors, Fast Racing Neo… y varios otros, con unos soundtracks maravillosos y mecánicas de juego muy bien pulidos, que merecen totalmente que les pongamos el ojo encima.

Y pese a que hubo éxitos de venta, nunca remontó. Mario Kart 8, Smash Bros 4, Splatoon y Super Mario Maker son los juegos que más vendieron de la Wii U, y aunque ayudaron a vender más consolas (bundles incluidos), no logró llegar a los números que sí tenían la PlayStation4 y la Xbox One.

splatoon

La estocada final

Las cosas pintaron para feo cuando “Zelda U”, pensado para 2015, se retrasó para 2016, y finalmente saldrá como Zelda: Breath of the Wild en marzo de 2017 con una versión también para NX, dejando de ser exclusiva para Wii U (de hecho, es la primera consola de Nintendo sin tener un Zelda original nuevo).

Sumado a lo anterior, prácticamente no quedan lanzamientos importantes para la consola. Aparte de Zelda, sólo se ve hacia adelante Paper Mario Color Splash en octubre, que si bien se ve muy interesante por su mecánica y humor (sí, le tengo fe), tampoco será un vende-consolas.

Hace unas semanas, fuimos testigos de cómo finalmente Nintendo deja morir a la Wii U en paz.  Y es que en el 3DS Direct, dos juegos que eran exclusivos de la sobremesa y que tuvieron buenas ventas, como lo son Super Mario Maker y Yoshi’s Woolly World, tendrán sus versiones portátiles, sacándole más el jugo y aprovechando que la 3DS aún sigue vendiendo harto. Sin anuncios para Wii U, prácticamente quedó en el olvido y se están centrando en NX y los juegos para smartphones.

LEE TAMBIÉN: Nintendo sacará su primer Mario para teléfonos en iOS
smm3ds

En fin, una historia muy parecida a lo que le pasó a la Gamecube, y a la Dreamcast de Sega. Creo que Wii U fue una consola incomprendida, pero no por eso mala. Tiene buenos juegos, los que espero se conviertan de culto y que más adelante sepan todos valorar.

Sólo queda esperar a que con la NX, lo que sea que termine siendo, no se cometan los mismos errores, y que tenga juegos potentes y de calidad en su lanzamiento, para asegurar ventas y entretención, y así Nintendo vuelva a brillar como en sus mejores tiempos.