El primer sitio que visité la primera vez que entré a internet fue Google. Corrían los dos miles y un poco más y con una conexión telefónica de 56kbps, tenía el mundo en un computador. En mi computador.

Hoy estamos en 2016 y Google dejó de ser simplemente un motor de búsqueda, para pasar a ser el sitio más visitado a nivel mundial. De hecho, ahora ni siquiera es sólo un buscador: El navegador con el que lees esto posiblemente sea Chrome, que es de Google; el teléfono con el que lees esto quizá sea Android, que también es de Google. Y para qué decir, de seguro tienes abierto Gmail, YouTube, Google Maps o Google Docs, todos nacidos desde las oficinas de Google.

Hoy Google cumple 18 años y está experimentando con realidad virtual, inteligencia artificial, intenta ser un ISP, crea nuevos sistemas, y mucho más. Está tan diversificado en la tecnología que podría hablar por días de la compañía y aún así me quedaría corto.

Google es una parte fundamental de nuestras vidas y lo seguirá siendo. Aun cuando saque experimentos raros como Google+, malos como Spaces o arriesgados como Allo; por Mountain View tienen dinero de sobra para experimentar sin caer en la quiebra.

¡Feliz cumpleaños, Google!

 

(Espero no se haya notado que este post lo escribí sólo porque quería subir el dibujo de EmiDraw. Está demasiado bueno)