Después de semanas de rumores, al fin la gran G mostró su primer teléfono “hecho por Google”: ¿Un Nexus nuevo? Nope, un Google Pixel Nuevo (O mejor dicho, dos).

Pixel, by Google

La estrategia detrás de los Pixel es simplemente ir trás Apple y sus iPhone. ¿Cómo? Con la creme de la creme en especificaciones para un dispositivo. Y punto.

Pantalla
  • Pixel: 5″, AMOLED, Full HD
  • Pixel XL: 5.5″, AMOLED, QHD
Sistema Operativo Android 7.1
Procesador Qualcomm Snapdragon 821
RAM 4GB
Memoria interna 32GB o 128GB. Sin posibilidad de microSD.
Cámara
  • Trasera: 12.3MP, f/2.0
  • Frontal: 8MP

Ambas con HDR.

Batería
  • Pixel: 2770mAh
  • Pixel XL: 3450mAh

Compatibles con carga rápida

Y lo demás Bluetooth 4.2, USB Tipo-C, NFC,
almacenamiento ilimitado en Google Photos
Precio en USA Desde los USD$649

¿Gama alta pero barata? Eso es para los Nexus. Ahora Google simplemente quiso tirar toda la carne a la parrilla y entrar en la Gama Premium con dos tamaños distintos para un mismo teléfono. Y que la potencia no sea un problema: Ambos cambian sólo en tamaño, la definición de la pantalla y la batería que necesitan para mantenerla encendida.

Además, un dato rosa: Más que “hecho por Google” fue “diseñado por Google y hecho por HTC”, marca que accedió a hacerlo sin que estuviese su nombre en ninguna parte del diseño final.

¿Un iPhone de Google?

Cualquier parecido es mera coincidencia.

Cualquier parecido es mera coincidencia.

El Google Pixel termina siendo la visión de Google de lo que debería ser el teléfono de la compañía; claro, tiene un precio estúpidamente alto, pero parece ser que la gama premium no bajará de esos valores. A seguir ahorrando no más.

El Pixel tiene jack de audífonos, y además trae la nueva versión de Android Nougat 7.1, es el primer equipo que traerá Google Assistant, además trae Duo y Allo preinstalados y es compatible con Daydream (O lo que cree Google será el VR).

¿Y los colores? Tres: Blanco, azul y negro (Aunque el azul será una edición limitada y sólo vendido en Estados Unidos, sori).

[Actualización: Según Android Police, el azul es temporalmente exclusivo de Estados Unidos. Aún hay esperanzas, chilenos!]

Y a mi que me había gustado el azul…

¿Y en Chile?

Nos comunicamos con Google, y bueno, no hay fecha oficial de llegada al país. A seguir participando.

¿Precio? Tampoco. Sin embargo, guiándonos por nuestra tabla de conversión “Otra vez estos estafadores tienen el dólar a luca”, llegaría al país desde los $649.990. La tabla nos funcionó con el iPhone, así que por ahí debe andar el precio.

¿Le resultará a Google esta nueva estrategia? No lo sabemos, pero lo que sí sabemos es que el “Realmente azul” ya se agotó en todos los sabores en Estados Unidos, así que quizá estén felices en la gran G.

¿Qué te pareció este teléfono? ¿Te lo comprarías? ¡Déjanos tus comentarios!