Desde hace algunos días en las historias de Facebook de varios de nosotros, ya sea por publicidad o por alguna tía que comparte memes de Jesús o pide likes para niños enfermos, ha aparecido la siguiente publicación:

Oh, qué tentador!

Oh, qué tentador!

¿50 lucas en mercadería SÓLO por contestar una encuesta? ¿Podré financiarme el asado para ver Chile-Uruguay sólo respondiendo un par de preguntas? Interesante, más viniendo del supermercado del elefantito, pero… ¿Realmente ustedes creen que una cadena como Cencosud andaría tirando a la chuña vales de mercadería por internet? Por lo menos, yo no, y el tío Horst (que ya nos dijo que nada es regalado en esta vida) tampoco, ya que esta oferta nunca existió en la vida real, tal como lo confirmó unas horas después la propia cadena utilizando la misma herramienta por donde se propagó el supuesto regalo: Facebook.

Fue bonito mientras duró…

Hace unos meses, por esta misma tribuna virtual publicamos un extenso tutorial -aprobado para niveles preescolares- donde explicamos como detectar estos supuestos concursos o regalos que abundan en redes sociales utilizando como ejemplo a LATAM. Pero aún así, sigue y sigue (y sigue) cayendo gente en su propia trampa, ya que si no es la aerolínea, es el supermercado, los Smart TV abiertos de su caja, y así…

Lo único certero de todo esto, es que para ganarse las cosas hay que tener demasiada suerte o trabajar duro para lograr ese cupón para el supermercado, ese pasaje a Isla de Pascua o el Galaxy Note 7 que no explota. Sino, pregúntenle a Jumbito, ganándose los morlacos como todos en un local de Lo Barnechea:

KILL ME PLZ

KILL ME PLZ

¡Comparte este post para que tu tía deje de caer en falsedades!