Etilmercurio es un nuevo blog de divulgación científica con un estilo muy propio de tratar el trabajo científico, con harto humor, y escrito de manera cercana pero sin dejar de entregar información bien respaldada.

En menos de tres meses ha logrado gran aceptación e influencia. Y es que en un momento en que movimientos pseudocientíficos están adquiriendo cada vez más fuerza y eco, se necesitaba un espacio para enfrentarlos y refutarlos con ciencia.

Para conocerlos mejor, hablamos con su editor general, Alejandro Núñez (@bicubico), en una grata conversación en la que tratamos de todo.

«Etilmercuristas, reuníos»

etilmercurio

Todo comenzó como un grupo de Telegram a principios de año. Alejandro nos cuenta: «La idea ya estaba entre nosotros, pero todo estalló con las declaraciones de la diputada Cristina Girardi» asegurando que la causa del fallecimiento de un menor de dos meses fue la vacuna que normalmente se aplica a todos los niños del país a esa edad.

La indignación del grupo científico fue con todo: «¿Por qué la gente vota por ellos y cómo pueden ser tan irresponsables para llegar y lanzar estas cosas sin documentarse? O sea, si a mi me pagaran lo que le pagan a un diputado o a un senador, yo al menos me tomaría la mitad de mi tiempo para buscar el meollo del asunto».

Sobre cómo partió el grupo, nos relata Alejandro: «Todo partío con un twitt random mío “voy a formar un grupo de ñoños que más adelante puedan tomar control del país”, una “cienciocracia”, como una forma de mostrar la molestia que teníamos» hacia cómo se trataba a la ciencia entre la gente y por cierto que en los medios.

«Cuando ya eramos 15, nos dimos cuenta que teníamos que hacer algo más. Orientar a la gente en temas científicos, a ponerlo en fácil, bien documentado, acercar esa ciencia bien lejana a la gente, pero sin tratarlos de idiotas, explicándolo con humor, con ejemplos más cercanos. Le dimos más vueltas al asunto, de ahí salió el nombre.»

¿Por qué Etilmercurio?

«Etilmercurio representa varias cosas. El etilmercurio es uno de los principales caballitos de batalla de los grupos antivacunas: “No, las vacunas son malas porque tienen mercurio”, dicen. A lo que respondemos: “Si tú eres un antivacunas y formamos un grupo que te vamos a educar respecto a esto, pues no tenemos ningún miedo de hablarte del etilmercurio. Nuestro nombre va a ser Etilmercurio para demostrar que no hay nada que ocultar al respecto”. Podemos defender lo que sea a punta de ciencia».

 

Viste Viste ¿Cómo se hace?: Un artículo de Etilmercurio

Porque esta parte no podíamos ilustrarla de otra forma

 

En su sección “Quiénes somos”, están listadas las personas que firman los artículos para Etilmercurio, Aunque en realidad, nos cuenta Alejandro, el equipo en total lo componen cerca de 30 personas que trabajan en equipo para realizar todos los artículos, la parte del blog que no se ve y que a Alejandro particularmente tiene muy contento y emocionado.

«Tenemos gente en Alemania, en Boston. Cuando se realizó la premiación de los IgNobel, nuestro colaborador en Boston fue personalmente a la gala para cubrirlo.» Aunque «Todos somos chilenos, y aunque tratamos de evitar usar en nuestros posts chilenismos muy locales, nuestro trabajo sí que está enfocado a un público local, chileno».

«Cuando un post ya está un tanto avanzado, se presenta al grupo para que entre todos “lo destruyamos”: encontrar si faltaron referencias, todo lo que se deba corregir en cualquier sentido, buscar algún paper que falte mencionar.»

Alejandro nos cuenta que cuando el post está armado en su base científica, pasa a manos del “team Tumor” para ponerle la chispa y el humor. Luego, pasa al “team Gramática” para corregir los textos. Finalmente, llega al “team Magia” que se encarga del formato e imágenes, además de revisar que no se esté violando propiedad intelectual y hacer las referencias correspondientes. Así, el artículo queda listo para salir al aire.

Local, cercano y preciso

¿Eros Ramazotti? Leyendo esta parte de la entrevista lo entenderán

 

El factor que diferencia a Etilmercurio es la forma en que se trata a la ciencia. Al respecto apunta Alejandro, «Creemos poder explicar las cosas mucho mejor que un libro. Nos gusta mucho el estilo de Richard Phillips Feynman de explicar las cosas en conceptos palpables, cercanos, más que con fórmulas».

Y el humor es parte importante de la fórmula etilmercurial: «Tratamos de meterle humor no solo de lejos, sino que con el humor darle una vuelta a nuestros artículos. En el post de la misión Rosetta pusimos referencias a Star Wars. En el de los tardígrados entre las referencias pusimos a una canción de Eros Ramazotti. Lo que también sirve para que la gente se acuerde de estos conceptos».

Sin embargo, en Etilmercurio «No creemos que la gente sea tonta». En ese sentido «Por mucho que tratamos de ser amenos, siempre linkeamos hacia la referencia fuerte, el paper bien estudiado, hacia el experimento bien conducido. Porque en general, queremos que la gente dude. Y dentro de la duda, me encantaría que fueran hacia la referencia y se encontraran con un trabajo fuerte de investigación realizado. Y entregamos las herramientas para que el público que duda pueda encontrar las respuestas por sí mismos».

El primer golpe

Fue con el artículo con el que oficialmente debutaron al público: “Greenpeace, o cuando el activismo se disfraza de ciencia”. Relata Alejandro, «Nos dimos cuenta que la rabia nos hace productivos: Cuando leímos el informe de Greenpeace, que según ellos era totalmente científico, nos dimos cuenta que de científico tenía nada, ¡era como un informe para el colegio! Era realmente muy vergonzoso como habían planteado esto, la hipótesis, el método de trabajo, no tenían bibliografía, ni referencias, no tenían un marco teórico decente. Ir con un trabajo como este y presentarlo a la gente de Chiloé, a las comisiones de la Cámara de Diputados y el Senado, ¡no, flaco, no! Esto es una vergüenza no importa el país en que lo prepares»

«Como grupo dedidimos re-revisar completo el texto de Greenpeace, conseguirnos los datos, buscar las referencias, y entregar nuestra versión totalmente científica. La reacción fue explosiva: Al público le gustó nuestro primer trabajo y terminaron enviando el post directamente a la gente de Greenpeace. Ojo, nosotros no teníamos alevosía ni alguna adiversación contra Greenpeace, pero si tu trabajo lo disfrazas de ciencia, ahí comienza el problema.» Lo de explosivo fue más allá de la reacción del público: «En menos de un mes nos citaron en la comisión de medio ambiente del Senado respecto a la investigación de Greenpeace sobre la marea roja en Chiloé.»

«Por esa razón también le hemos pegado a médicos, por el conflicto con las bebidas azucaradas, que iniciativas para el control de la obesidad sean financiadas por las compañías que las fabrican.» Aunque Alejandro aclara que «No es que le peguemos a x persona que nos caiga mal. Defendemos la ciencia a ultranza. Nos da tanta risa que en el PSLP  (Por si lo preguntan) nos pregunten cosas como “¿A ustedes los financia la mafia, las farmacias…?” Sabíamos que nos iban a preguntar eso desde el principio y todavía nos da risa cuando nos llegan preguntas así.»

Enfrentarse a los antivacunas

Primero Greenpeace, luego los antivacunas. Y no iba a faltar quién se preguntara por los conflictos de interés (cómic de Etilmercurio)

Primero Greenpeace, luego los antivacunas. Y no iba a faltar quién se preguntara por los conflictos de interés (cómic de Etilmercurio)

 

Dónde se demuestra la máxima etilmercurial de Defender la ciencia a ultranzaes la que se puede considerar como la causa mayor a la que se deben enfrentar hoy por hoy. Llegó el momento de hablar de los antivacunas:

«Desde el principio los antivacunas han sido un tema relavante para nosotros. Cuando recién empezamos, hicimos una reunión entre todos para definir de qué forma trataríamos el tema. De inmediato nos dimos cuenta de una cosa súper cuática: que si esto lo hacemos bien y funciona, podemos salvarle vidas a algunos niños que morirían en el caso que no tuvieran esta información.»

«Vivimos en una época donde morirse es difícil. Muy difícil a cómo era en el medioevo, en los 1600, en los 1700. Y por tanto la gente le ha perdido mucho miedo a muchas enfermedades. ¿Por qué? Porque sus padres y abuelos estaban vacunados y siempre pudieron hacerle frente a las infecciones. Pero ocurre que con el tiempo, como morirse es difícil, la gente se relaja, y relaja hasta el punto de decir “yo voy a comenzar a desconfiar de las vacunas”.»

«Lo cuático es que hay niños y niñas que no pueden vacunarse por tener ciertas alergias fuertes o ciertos problemas inmunológicos que les impide vacunarse. Si ellos no pueden vacunarse (diferente a que no quieran), mientras el resto de la gente cercana está vacunada, ellos van a estar protegidos. Si comienza a bajar el nivel de vacunación a su alrededor, ellos pasarán a estar expuestos. Y eso es lo que está pasando ahora.»

conflictosdeinteres

“Nuestro único conflicto es con las tasas de interés. Especialmente las hipotecarias”

 

Para enfrentar este movimiento antivacunas, preparar articulos al respecto fue solo el comienzo. «En Facebook nos encargamos que nuestros posts llegaran directamente a los grupos antivacunas. Para eso nos conseguimos un poco de publicidad de FB y la enfocamos directamente a las personas que siguieran grupos antivacunas.»

Así lograron llegar directamente al centro de los grupos antivacunas: «Cuando recibimos los mensajes de vuelta, encontramos en ellos una negación casi sectaria. No hay una racionalidad, es un “yo defiendo lo que yo quiero creer, sin importar lo que me muestras”. Es una cosa muy dogmática. Tú le mandas los papers, “pero la vacuna fue prohibida en Europa”, les respondes con el paper que dice lo contrario, pero ellos mandan de vuelta un post de un blog random, y le dan el mismo peso a ese post que a un paper.»

«El momento más fuerte fue cuando nos empezaron a lanzar a sus “especialistas”, a sus “francotiradores argumentales”. De repente, en menos de una hora, llegaban 5 o 6 comentarios tratando de refutarnos en base a nada. Osea, a base de puro humo. Tuvimos que darnos el trabajo de responderles “que sí, te entiendo, pero lo que aquí decimos está demostrado en estos papers, y lo que me dices no es cierto porque en el paper que me muestras solo entrevistaste a tres personas ¿y sacaste conclusiones de tres personas? Entonces tu paper no es válido en ninguna parte del mundo”.»

antivacunas

En Etilmercurio se dan el trabajo de responder cada comentario. Incluyendo lo de los grupos antivacunas.

 

«Hacer todo esto es desgastante, pero hay que hacerlo, y estamos felices de hacerlo. Nos sirve mucho, porque podemos aprender cómo piensa, cual es este pensamiento dogmático, o pensamiento mágico» que rodea a los grupos antivacunas y del que Alejandro entrega otros apuntes sobre cómo argumentan lo que creen:

«Hay algunas personas que se nota que han estudiado y a ellos le hace sentido coherente el grupo de cosas que eligen creer. Y hay otro grupo de gente que sigue a estas personas. Pero creo que el segmento dogmático es el más fuerte, el más complejo. Porque, no importa la evidencia que muestres, no te van a creer. Una chica antivacunas nos decía “Yo no estoy conversando contigo porque quiera entender tu punto de vista, yo quiero reforzar el mío”. Así, directamente.»

Además, «En esta realidad del pensamiento dogmático, es como si la persecución te da validez. “A este investigador lo han callado 20 veces” ¡No flaco, a este investigador lo han callado porque ha dicho muchas pelotudeces durante su vida! que no tienen validez científica.»

Pero si no bastara con los antivacunas, hay otros opositores que preocupan al equipo de Etilmercurio. «Nosotros hemos visto situaciones como gente que se opone a la política de vacunación del Ministerio de Salud no porque no crea que la vacunación no sea importante, sino por una causa política. Ahí es dónde nos saltan los tapones y tenemos que decir, “flaco, por muy en desacuerdo que estés con la política, no puedes remar para el otro lado”.»

En esta batalla de nuestros amigos científicos, la prensa no es que esté precisamente ayudando, «Una de las cosas que me sorprende es el falso balance. Por ejemplo, vamos a hablar con un médico y también con el presidente de la comisión antivacunas. Estás metiendo a alguien que estudió, fue, revisó, entendió, hizo experimentos o al menos se basó en experimentos de otros para ver cómo funcionan las cosas y lo pones frente a alguien que leyó una cosa en Geocities y que lo va a defender a la tele. ¡No hay balance! Una cosa en una creencia y otra cosa es una realidad documentada y formal. Y ahí es donde tanto la prensa como los canales de televisión intentan mostrarlos como “escuchemos a las dos partes”, como si ambas tuvieran el mismo peso. Y no lo tienen, y eso cuesta mucho hacerlo entender.»

Todo este impetu contra el movimiento antivacunas también está generando sus primeros resultados. Para empezar, «El otro día una persona en FB en un grupo antivacunas cambió de opinión respecto a la vacunación de su hijo por leernos a nosotros. ¡Convertimos a un antivacunas!»

Otro gran logro fue conseguir que la Sociedad Chilena de Epidemiología al fin se pronunciara sobre la importancia de la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano. «Los primeros que deberían preocuparse que la gente tenga sus vacunas al día.» Después de 18 días seguidos buscando que se pronunciaran al respecto, la @Sochepi lo hizo. Defendiendo a la vacuna anti VPH de una forma tan contundente que dejó muy satisfecho a los etilmercuristas.

Además de los antivacunas, ¿Hay otro movimiento pseudocientífico con el que hay que estar alerta?

«Por una cosa más relacionada con su peso, los movimientos, cualquiera sea, que le dicen a la gente, deja de usar esquemas médicos probados, a cambio de esta cosa que vendo yo, esos son los más peligrosos. Leasé Homeopatía, flores de Bach, etc.»

«Puede que haya gente que cree en cosas pseudocientíficas como el horóscopo o el tarot. Pero nosotros vamos a levantar la mano y nos vamos a escandalizar cuando el tarot diga “tienes que dejar la quimioterapia”. Ahí sí que vamos a levantar la mano para combatir eso.»


Ha sido una conversación muy interesante, y de la cual quedan algunos temas en el tintero, que compartiremos mañana con ustedes.

¿Qué opinan sobre la labor de Etilmercurio? ¿Los leen?
¡Esperamos sus comentarios!

(Con la colaboración de Juan Esteban Valenzuela en la entrevista y fotografias)