Por una vez en la vida, intentamos dejar de ser unos gordos pajjj flojos y nos pusimos las pilas con el ejercicio y el verano sin polera. Todo para traerles un nuevo review como se merece el público de 8Gigas, con el smartwatch Fitbit Blaze.

Aspecto

Con un aspecto muy sencillo (solo 3 botones), el Blaze resulta ser un reloj bastante cómodo, su tamaño a diferencia de algunos smartwach no resulta molesto en ninguna tarea diaria, ni a la hora de hacer deportes como correr, ciclismo o caminar. Sin embargo, puede resultar incómodo en algunas actividades que involucren doblar la muñeca en exceso, como por ejemplo levantamientos de barras o ejercicios tipo crossfit, que en todo caso es lo normal de cualquier reloj o accesorio en esas actividades, asique no es un problema exclusivo del reloj.

En cuanto a sus correas, estas son intercambiables por diseños de cuero, de goma o acero, según sea para usarlo como reloj formal o deportivo, haciendo que el aspecto cambie notablemente. Una recomendación es probar y tener claro las medidas de las correas, porque la diferencia entre un tamaño y otro es considerable y determina que el uso sea agradable o no.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pantalla

La pantalla es un LCD de 1.66 Pulgadas, táctil y a todo color, cubierta con Gorilla Glass 3 y con ajuste de brillo automático según luz ambiente. Se ve bien en la oscuridad y con luz media. Sin embargo, directamente a la luz de sol, la visibilidad es muy reducida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Batería

Por primera vez, en mucho tiempo una compañía no nos miente con la duración de la batería. Me prometieron de 3 a 5 días y eso fue lo que duró. Fitbit se gana un porotito en este aspecto.

¿De qué depende la duración? De funciones como pulso cardíaco siempre encendido, brillo de pantalla y principalmente el uso, yo con un uso alto (mucho movimiento y actividad física) obtuve los tres días y con uno más tranquilo (como uso diario, para ver la hora principalmente y ritmo cardíaco) me duró hasta 5 días. Para cargarlo completamente se necesitan 2 horas.

Funciones e interfaz

La configuración del reloj se hace principalmente a través de la aplicación del celular, ahí se eligen los deportes más frecuentes para tenerlos como acceso directo, entre algunos deportes se encuentran “Correr”, “Ciclismo”, “Pesas”, “Elíptica”, “Caminar”, etc. Otras funciones son temporizador, alarma silenciosa (vibra, pero no suena), notificaciones y resumen de pasos diarios, los cuales pueden quedar registrados con velocidad y distancia, con el uso del GPS del teléfono, ya que el reloj no tiene GPS propio. Por último, el reloj tiene un tracker de sueño, sin embargo nunca supe muy bien qué hacer con la información sobre las horas de sueño y la calidad (Ya sé que dormí poco y mal, no necesito que me lo diga el reloj… O quizás sí, si me dijera cómo mejorarlo).

La interfaz por su lado está enfocada a lo simple: No tiene muchas funciones ni muchas opciones complejas, entonces por ese lado no hay complicaciones ni necesidad de aprender funciones extras o las típicas opciones que nunca se van a usar. Una carencia del reloj y en general de la marca que destacan los usuarios es la falta de “temas” para cambiar en el reloj, ya que solo hay 4 opciones y cada una tiene sus pros y contras, sin posibilidad de usar algún software de tercero para cambiar la apariencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Software y conectividad

Como ya expliqué, la configuración se hace a través de la aplicación, por lo que el software cobra alta importancia. Sin el celular no podríamos configurar la hora ni mucho menos tener datos de GPS o configurar las alarmas silenciosas. Es necesario contar con un teléfono incluso cuando se hagan cambios a través de la página web ya que por medio de Bluetooth se van a sincronizar esos datos al reloj. En cuanto al software. Al principio es un poco confuso, pero después de un rato de uso resulta muy fácil de usar y se aprenden todas las funciones de manera rápida.

La conectividad fue errática, a veces conectaba muy bien el reloj con el teléfono y se sincronizaba de manera muy rápida, mientras que otras se demoraban un poco en pasar los datos del reloj o aplicar configuraciones. Lo mismo al momento de conectarlo (Aunque ahí no sé si era por no saber seguir instrucciones o por el reloj mismo). Hay que decir que, respecto a la unión reloj-teléfono, la velocidad dependía en muchas ocasiones de problemas de conexión a internet del teléfono, en zonas con mala señal, los cambios se demoraban mucho por estar en 3G.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Experiencia de uso

La experiencia bastante buena en general, la correa de cuero es muy cómoda de usar y en general el reloj no se siente de lo bien que queda, el tamaño es preciso para que no sea algo muy llamativo y grande, especialmente para el uso diario. Se agradece no tener que cargarlo todos los días y la duración de la batería, aunque por otro lado es incómodo tener que separar el reloj de la correa para cargarlo, porque a veces olvidaba donde la dejaba.

En cuanto a las funciones, se echa de menos poder cambiarlas sin tener que depender del celular, funciones como activar y cambiar la hora de las alarmas, puede resultar un poco latero, especialmente si el internet no es bueno o si la conexión no anda muy bien, por lo demás la sencillez me agrada bastante, en mi reloj diario tengo muchas funciones que no sé cómo se usan y acá no sobra ni falta nada para un uso normal, tanto como reloj diario como para deportes, porque iniciar el rastreo de recorrido o entrar en un deporte u otro es súper fácil y sin complicaciones. Sin embargo, se necesitan más personalizaciones o temas para el reloj, ya que es monótono cambiar entre las únicas 4 disponibles.

Por último, ayudó bastante que existan aplicaciones de terceros que muestran las notificaciones, especialmente si tu teléfono tiene sus propios smartwatches y suelen bloquear funciones de terceros (¿Aló, Samsung?), ya que con una aplicación pude tener las notificaciones de Whatsapp, Telegram, correos y llamadas, que con una pequeña vibración quedaban registradas en el reloj, notificación que podía ser desactivada desde la pantalla principal de forma rápida.

Y la gran pregunta: ¿Vale la pena comprarlo?

La verdad es que personalmente diría que sí, ya que, si bien no es un reloj complejo o con gran cantidad de funciones, su simplicidad se agradece hoy en día donde todo tiene 500 menús y submenús de los cuales siempre usamos los mismos y las demás funciones se pierden. Aquí no ocurre eso. Si bien tiene sus deficiencias, se compensa con la comodidad que carecen otros relojes inteligentes.

Finalmente, y como anécdota, en una fiesta por ahí, se me acercó un tipo a conversar del reloj, él había tenido dos Fitbit (otros modelos) y estaba indeciso si se compraba el Blaze; lo probó, le gusto y dijo que era una buena compra y que en su experiencia (mayor que la mía por lo que conversamos) la marca no lo había decepcionado con los productos.

Precio

Las opciones de compra y más información respecto al reloj se encuentran disponibles en la página de Fitbit Chile, desde $159.990, siendo nuestro primer producto recomendado para esta navidad.