En el último tiempo, ha crecido el interés de los chilenos por leer. Más aún, ahora que con la tecnología se puede contar con un montón de textos en un sólo aparato, como una tablet o un e-reader… sin embargo, estos son más bien caritos.

Ahora ¿Sabía usted que existe un e-reader creado en Chile llamado Nabuk? ¿Que es de calidad y que tiene un precio accesible? ¿No? Bueno, es por eso que fuimos a las oficinas de TuGadget en Providencia, para conversar con Javier Ferreira, creador de Nabuk, y conocer más sobre el proyecto.

La idea del Nabuk

Javier nos cuenta que la idea nació en 2013. Él trabaja en TuGadget, que es una distribuidora de e-readers extranjeros en Chile (Entiéndase: Kindle, Kobo, Nook), que ha tenido una muy buena recepción entre los “lectores digitales” del país. Sin embargo, había varias necesidades que no estaban cubiertas por los e-readers extranjeros, y buscaron cómo cubrirlas. Y así pensaron en un producto local.

Se armó un boceto, y fueron a visitar varias fábricas en Shenzhen, el Silicon Valey de China. Allá termina armándose el Nabuk (la “maqueta” del hardware es 100% chilena, pero se fabrica allá, ya que aquí no tenemos fábricas específicas). Hubo un primer modelo que salió a la venta en 2014, al cual le fue tan bien que se agotó antes de un año, pero era muy delgado, y por ende frágil. El éxito y las ganas estaban, así que siguieron trabajando para mejorar el producto.

El segundo modelo, que es el motivo de este post, es el Nabuk Lux 2016, que se lanzó hace poquito en la Feria Inrenacional del Libro de Santiago. Javier señala que uno de los plus de este modelo es que el e-reader ofrece luz para leer de noche, cosa que ningún otro equipo dentro del mismo rango de precio lo ofrece, aunque lo hace sacrificando otras cosas, como una pantalla touch y conectividad por Wi-Fi.

Especificaciones y Características

Estas son las características del e-reader made in Chile:

Modelo Nabuk Lux 2016
Procesador RK2818 ARM9 600 MHz
RAM 128 Mbytes DDR2
Pantalla 6″, tinta electrónica, 1024 x 758 pixeles (HD)
– Luz opcional incorporada
Almacenamiento Interno: 8 GB (aprox 6000 libros EPUB)
Externo: Expandible con microSD de hasta 32 GB
Batería – Puede durar hasta 3 semanas (con uso de 30 mins diarios)
– Se carga completo en 3 horas
Conectividad – Por cable microUSB
– NO tiene WiFi
Audio – Sin Parlantes externos
– Jack de audífonos 3,5mm
Formato de texto compatible TXT, EPUB, PDF, FB2, HTML, HTM, PDB, RTF, MOBI, DJVU, DJV, CHM, DOC
Formato de imagen compatible JPG, BMP, TIF, GIF, PNG
Formato de audio compatible WAV, OGG, MP3, WMA
Extras – Trae 1000 libros pre-instalados de dominio público
– Compatible con Biblioteca Digital de la DIBAM
– Incluye cupón por $7500 en Bajalibros

El Nabuk Lux caería en la categoría de e-reader gama media, sin embargo se defiende bien contra sus competidores extranjeros. Se agradecen, sobre todo, los extras, ya que desde que uno tiene el equipo en la mano, ya tiene una amplia biblioteca para comenzar a leer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al tomarlo en la mano, es bastante liviano. cómodo y no se resbala. La funda no suma mucho peso tampoco. Los botones de menú se encuentran en la parte inferior, mientras que los botones para dar vuelta la página se encuentran a los lados de la pantalla. Por arriba, está el botón de encendido y el conector de audífonos (Sí, audífonos de los normales).

La interfaz de usuario es muy sencilla e intuitiva. Guía fácilmente entre las carpetas para buscar el libro digital que quieras leer. Además, sin salirte del libro, puedes cambiar el tipo y tamaño de letra, e incluso comenzar a reproducir música para acompañar tu lectura.

La pantalla es el gran plus de Nabuk. Los caracteres no se ven borrosos, tiene un buen nivel de contraste, y para cuando esté oscuro, la luz incorporada ilumina bastante bien sin molestar a la vista. Ahora, cuando hay demasiada luz ambiental, se puede leer sin problemas y la pantalla responde mejor que la de algunos teléfonos.

Perfect.

Que la pantalla no sea touch no es algo que juega en contra, los botones responden rápido y nunca te dan ganas de tocar la pantalla, así que cero problema. Tampoco se echa de menos el WiFi, considerando que la función de un e-reader es leer libros, no navegar ni bajar cosas. Con el microUSB que trae, puedes traspasar tus archivos del compu al Nabuk rápidamente.

Acercando tecnología y cultura

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al Nabuk le ha ido bastante bien y de a poco ha ido tomando más fuerza como producto. Javier nos cuenta que desde varios colegios les han comprado e-readers para sus clases, ya que es un aparato tecnológico que llama la atención de los niños al usarlo, pero que a la vez no tiene distracciones, como juegos o redes sociales.

El e-reader chileno estaba enfocado inicialmente para estudiantes, pero Javier se ha sorprendido de la cantidad de adultos mayores interesados por el Nabuk (similar a lo que ocurre con la Biblioteca Pública Digital de Independencia).

Quienes integran el equipo de Nabuk muy contentos con el proyecto, más allá de las ventas, por la misión en profundidad que tiene. “No sólo se compra un e-reader, sino que también uno recibe cultura, desarrollo intelectual. Se cree que la gente en Chile lee poco, pero en verdad hay mucho interés… el problema es que hay muchas barreras al acceso a la lectura”, señala Javier. “Con lo que se compran 2 ó 3 libros de papel, uno se puede comprar un Nabuk que ya trae 1000 libros libres de derechos de autor ya incorporados“. Además, los libros en formato digital son más baratos, por lo que al consumidor chileno le conviene más. “Al final, no es sólo un aparato tecnológico, sino que una fuente de conocimiento”, dice.

Y el dato rossa de hoy ¿De dónde viene el nombre? Es un juego de palabras entre Nabu y Book. Nabu es el dios asirio de la sabiduría y escritura, era “el escriba y ministro de Marduck”. Y bueno, Book es “libro” en inglés. ¡Qué interesante, Comparini!

Y el Futuro

El Nabuk Lux, de gama media como ya hablamos, será el producto principal de la marca, pero se espera que dentro del próximo año aparezca un nuevo modelo de gama alta, que tendrá Android (y por ende, será compatible con Google Play Libros). Además, está en proyecto hacer un producto de gama baja que cueste aproximadamente $40.000.

También, dentro de los planes que nos cuenta Javier, es comenzar a vender el Nabuk en el extranjero, y así convertirse en referentes de e-readers en Latinoamérica, un mercado aún poco abarcado por empresas internacionales.

¿Dónde y a cuánto?

El Nabuk Lux lo puedes comprar en TuGadget.cl, a $81.990. Si lo quieres con funda, te costará $87.990. Eso sí, al momento del cierre de la nota, se encuentra en promoción con un 20% de descuento, quedando en $64.990 sin funda y en $69.990 con funda, con despacho a todo Chile.


El Nabuk es otra idea tecnológica chilena que hemos querido destacar en 8Gigas, y sin duda es un excelente regalo de navidad, porque qué mejor que tener toda tu colección de libros en un sólo aparato liviano y que puedes llevar a todas partes. Felicitamos a Javier Ferreira y su equipo por el proyecto, y esperamos seguir viendo más iniciativas tecnológicas como ésta en nuestro país.

 

¿Qué te pareció el Nabuk? ¿Invertirías en un e-reader, más aún si es chileno?
¿Te parece que puede competir a la par con e-readers extranjeros?

¡Esperamos tus comentarios!