Llegó la época del año donde los recuentos están a la orden del día, pero este puede que nos baje de la nube a todos: Movistar Chile dio a conocer los teléfonos más vendidos este año y ¿Cuál es la sorpresa? No son los teléfonos de gama alta los que se llevan el dinero de la gente. No, espera, eso no es una sorpresa. Es lo más obvio.

A Chile le gusta el (Android) Lolli

Comencemos con los datos de los prepago

Prepago
Marca Modelo RAM Almacenamiento Cámara
Samsung Galaxy Grand Prime VE 1GB 8GB 8MP
Alcatel Pixi 3 512MB 4GB 2MP
Huawei Y5 II 1GB 8GB 8MP
Samsung Galaxy J2 1GB 8GB 5MP
Samsung Galaxy J1 Ace LTE 1GB 8GB 5MP
LG K8 1GB 8GB 8MP
Fuente: Movistar Chile

Por otra parte, en planes…

Pospago
Marca Modelo RAM Almacenamiento Cámara
Samsung Galaxy J2 1GB 8GB 5MP
Apple iPhone 7 2GB 32GB 12MP
Motorola Moto G4 2GB 32GB 13MP
Samsung Galaxy S7 4GB 32GB 12MP
Huawei P8 Lite 2GB 16GB 13MP
LG K8 1GB 8GB 8MP
Fuente: Movistar Chile

Si sacamos a los obvios iPhone 7 y Galaxy S7 en planes, nos encontramos con teléfonos que no cuestan más de 200 lucas. Y en prepago es aún más bajo el límite: La lista no supera las 100 lucas. ¿Esto qué quiere decir? Que los teléfonos en Chile son asquerosamente caros y que la realidad nos pega de nuevo: El smartphone es una inversión que no todos están dispuestos a tomar en esta franja larga y angosta de tierra.

Los teléfonos más comprados en Chile comparten varias similitudes, como por ejemplo, tener un sistema operativo de hace dos años (Lollipop) o incluso tres años (KitKat), contar con una batería que no llegue al día o tener una pantalla que quizás sea HD.

De hecho, de las listas, se salvan tres teléfonos: iPhone 7, Galaxy S7 y el Moto G4 (Gracias por tanto, Motorola; perdón por tan poco, Motorola) que ya están actualizando a las últimas versiones de sus respectivos sistemas operativos. También está el LG K8 con Android 6.0 (Marshmallow), y puede que sea actualizado, como puede que no (Aunque, lo más probable es que no, considerando que ya con Marshmallow se está quedando corto en memoria RAM).

LEE TAMBIÉN: [El teléfono perfecto] Se puede sobrevivir con un teléfono básico

Los demás equipos, se quedaron y quedarán estancados, ya sea porque la marca está preocupada de teléfonos más caros o porque sus procesadores sean tan desconocidos que la comunidad no pueda proveer soporte no-oficial.

Finalmente, si bien los smartphones están al alcance de la mayoría, el desafío de las marcas es entregar equipos de calidad por un precio razonable (¿Se acuerdan del boom del primer Moto G?), porque los móviles chinos, como Xiaomi, están a un paso de entrar al país, y la gente lo sabrá.

Y la gente los preferirá.

Fuente: LUN