En 8Gigas nos autodenominamos “los Reyes del gama media“, y siéndole fiel y rindiendo absoluto tributo a nuestro slogan, es que conversamos con la gente de Alcatel, los cuales muy gentilmente nos enviaron un IDOL 4 para que lo probásemos.

Sí, ya, estamos de acuerdo, este celu salió hace un rato y no es la novedad del año ni nada por el estilo, pero lo que intentamos hacer con este review es mostrar que por un precio no tan elevado es posible tener un celular con buenísimas prestaciones, que hace innecesario comprar otro por el doble o triple cuando este ya cumple con la mayoría de buena forma.

Especificaciones

Lo primero es lo primero. Estas son las especificaciones del teléfono:

Dispositivo Alcatel Idol 4 
Pantalla 5.2″, IPS LCD, Full HD (1920×1080 px), 424ppi
Sistema operativo Android 6.0 Marshmallow
Capa de Personalización Live UI (Parallax UI)
Procesador Qualcomm Snapdragon 617 Octa-core
Memoria RAM 3 GB
GPU Adreno 405
Almacenamiento
  • Interno: 16 GB
  • Entrada para microSD de hasta 256 GB
Cámara Trasera 13 MP, Dual Flash LED, HDR, Video FullHD
Cámara Frontal 8MP, Flash
Video Full HD a 30fps
Batería 2610 mAh, no extraíble, carga rápida
Redes
  • 2G/3G: Todas las compañías
  • 4G: Todas las compañías
  • 4G+: Compatible
Conectividad Wi-Fi b/g/n, Bluetooth 4.2, micro USB, a-GPS
Adicionales Acelerómetro, sensor de luz y proximidad, compás,
giroscopio, NFC, FM Radio, Boton BOOM
Compatibilidad con Audífonos Jack 3,5 mm
¿Compatible con Pokémon GO? Si
¿Compatible con VR? Si, Incluido en Pack

Cuando pedimos que nos enviaran el equipo, pensamos que vendría solo el teléfono… y lo mejor es que nos equivocamos. El Alcatel IDOL 4 viene con su propio pack de Realidad Virtual: unos lentes que tienen un perfecto diseño y que sirve a la vez como una especie de cofre que contiene el equipo y que da una grata presentación a la hora de sacarlo de la caja.

El pack además trae una lámina protectora y una carcasa transparente, que permite seguir disfrutando del diseño sin taparlo.

(Ven que se ve bonito?)

Lo que personalmente más me interesaba de probar el IDOL 4, era ver qué tanto seguía la línea de su antecesor, el IDOL 3, probablemente el mejor gama media que salió el año pasado (¡vengan de a uno!), peleando codo a codo con los Moto G, pero sin tanto marketing, el cual tuve el honor de usar y que fue uno de los celulares más carneperro que haya tenido.

En cuanto a diseño, Alcatel mantuvo la misma línea. Un teléfono delgado, color grafito, elegante y que combina bien, tanto en tamaño con sus 5.2 pulgadas, que lo hace comodísimo para usar con una mano, como en colores, al verse sobrio en todo momento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo otro que mantuvo, y que es de lo más destacable de este equipo, es el audio impecable que se gasta. Si el IDOL 3 sonaba bien, IDOL 4 suena espectacular. Sus componentes sólo mejoraron en este aspecto y es de los teléfonos que, personalmente, mejor audio he experimentado. Suena en estéreo, con claridad, fuerte, sin saturarse nunca y además, complementa muy bien su hardware de calidad con un software ecualizador muy sencillo e intuitivo de usar, con presets por estilo musical, situación o entorno, lo que me pareció bastante inútil en un principio, pero con mi adicción a Tidal y su hi-fi, aprecié muchísimo a la hora de potenciar algunos estilos musicales en particular.

Suma infinitos puntos estelares el hecho de que venga de regalo con audífonos in-ear JBL, manteniendo la tradición que empezó con el IDOL 3, que bien se los quisieran otras marcas. Suenan maravilloso, resaltan los bajos como pocos, los agudos y medios los define increíble y a pesar que su construcción no es robusta como otras versiones de audífonos, cumple con su acometido perfectamente a la hora de decir “hey, no son cualquier cosa, son JBL”. Punto extra por ser cables tableados, por lo cual no se enredan por más al fondo del bolsillo o mochila lo eches, junto con un ovillo de lana y un mapa conceptual de los parentescos de Game Of Thrones.

Se ven juleros, pero son lo más que hay. Trust me.

La cámara es casi igual a todas las cámaras gama media: 13MP trasera con Dual Led flash y 8 MP delantera, lo que se traduce en buenas fotos con luz, pero de triste desempeño con poca iluminación. En la galería se puede apreciar fotos atardeciendo y ya una vez la luz va decayendo el enfoque se empieza a marear, bajando considerablemente la calidad en las imágenes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo más apreciable de la cámara del IDOL 4 es que es muy configurable en su modo manual, dejándonos variar la ISO, la exposición entre otros factores, así como nos permite grabar en cámara lenta, lo que entretiene, pero con una calidad tan bajita que es para echar la talla solamente.

Totalmente configurable.

Rendimiento

El IDOL 4 tiene directa relación con su antecesor, el IDOL 3 (2015), el cual para muchos además pasó desapercibido el año pasado entre tantos flashgrips. Siendo  honesto, la mayoría de los gama media son parecidos en especificaciones y lo único que les hace variar es el software, que muchas veces es una modificación de la marca que los construye. En caso de upgrades, las marcas no suelen ser demasiado generosas con los componentes internos (y en casos hasta les quitan prestaciones) En el caso de este equipo el cambio fue interno y bastante generoso, sumándose al lo que otras compañías realizan, manteniendo estilos visuales/diseños que funcionaron, como la familia Moto o sin ir más lejos iPhones, pero aumentándole significativamente la memoria RAM y dándole un procesador mucho más potente, conservando todo lo bueno que tuvo su antigua versión.

Y esto se nota muchísimo en el rendimiento a diario del equipo. Por ejemplo, acostumbro a dejar permanentemente todas las aplicaciones que uso en segundo plano y sin cerrar. O navegando por Firefox (que es un tanque a pedales) con varias pestañas abiertas. En este equipo no se pegó ni bajó el rendimiento. Jugando Sonic Dash no sufría, aunque sí pasado un rato se calentaba y se sentía aún más por el marco metálico con el que cuenta. Incluso ocupando videollamadas por Messenger, el equipo rendía sin ningún tipo de variaciones.

¿Y ese botón raro?

¿Pero puedo apretar este botón?

Ahora, nos encontramos en el cuerpo del aparato con un extraño botón con un [!] en medio. Quedé plop en un principio, ya que pensé que era el botón power como estilaba Sony ponerlo en versiones antiguas, pero no lo era. Ese pequeño botoncillo en medio del celular es el llamado “botón Boom“, que la verdad, no tiene una función en especial: tiene muchas, y configurables, y la verdad dije “Ah, buena, voy a probar a ver qué tiene de tanto” y sí, en serio, era útil… A veces… Pocas veces.

Entre ellas, y la más significativa es como cambiaba con un click el audio. Por ejemplo, estás escuchando una canción, pones “boom” y paf, aparece un chino y te patea la entrepierna sube los bajos, calidad y volumen del sonido, aproximadamente, como en un 20-25%, el cual se nota y a la vez, mantiene la buena definición con la que cuentan sus parlantes integrados.

Siente el BOOM de este Alcatel intenso

Además es configurable para las acciones que prefieras.

Honestamente, poco útil, pues suple apenas lo que otras compañías vienen realizando con gestos y clicks determinados, pero estos no son naturales como se siente con otras marcas para activar algún tipo acción.

Ya, ¿y qué tal el VR?

La gracia del Idol 4 es el pack que viene con los lentes VR

Habiendo probado otros lentes VR, desde el humilde cardbox 2 hasta el VR Samsung, las diferencias son bien pocas. El visor en sí es muy fácil de usar, se monta el celular en él, quedando firme y es cómodo tanto para la vista como para la frente/cara, sin que moleste usarlo, pero no es para hacerlo durante períodos largos, pues cansa y la espuma que amortigua nuestro rostro hace que nos sopiemos como santiaguino en el metro a cualquier hora/cualquier día del año

El visor en sí cuenta 2 botones en la parte de abajo que no tengo idea como funcionan funcionan en base a la estática (CREO) y que a veces no andan por más empeño que uno le haga y pescan cuando quieren, lo que hace que la experiencia de inmersión, que bien se potencia usando los fonos, se pierda al estar intentando hacer click a tientas para avanzar o usar alguna característica de la aplicación o video que estemos experimentando, además de que la posición no es la óptima para un uso correcto.

Los botones, al estar en la parte de abajo se pasan a llevar a cada rato cuando uno se los acomoda.

Probé un tour por la tumba de Ramsés, que es bien pelacable para verla si con VR y se los dejo por si le quieren echar un vistazo.

La calidad de imagen y video eran óptimas y si no fuera por el asunto de los botones que funcionaban aleatoriamente, diría que entregan la experiencia completa de lo que uno puede esperar de unos lentes de este tipo. Pero sigue siendo un chiche y acá juega más con el diseño que con su real utilidad.

Dentro de todas las maravillas que le encontré a este equipo, la parte feíta es que la batería no es muy grande, por ende no me duró todo el día, con uso normal, Facebook, Twitter, Whatsapp, algunas partidas de Clash Royale, Wi-Fi y llamadas, no superó las 11 horas, lo que me dejó bien con gusto a poco y siento que no le hizo real justicia al celular.

En síntesis…

El Alcatel IDOL 4 gran teléfono. Un estandarte de como un equipo con un precio aterrizado puede tener buen diseño, competir mano a mano en utilidades con casi cualquier gama alta y a la vez, ofrecer rendimiento superior a los gama media del mercado, gracias a los 3GB de memoria RAM, los cuales permiten que sigas usando este celular sin problemas por un buen rato sin que se ponga lento o pase rápidamente a estar obsoleto.

Con el IDOL 4, Alcatel definitivamente dejó de estar en el montón de “marcas chinas” de dudosa calidad y se matricula como una marca competitiva, que saben bien como tener buen diseño y rendimiento a precios normales.

Me gustaría ver como será el próximo año la evolución del IDOL y a la vez, ojalá que estos upgrades sean tendencia entre las marcas para las próximas generaciones.

Lo Bueno
  • Diseño sobrio y delgado de buena construcción y comodísimo en tamaño
  • Sonido increíble
  • Viene con los mejores audífonos que te pueden regalar con un smartphone
  • El VR le suma puntos (Si quieres regalarlo, es un gran pack)
  • De los pocos gama media con 3GB de RAM, lo que se nota en su uso diario, sin pegarse en ningún momento.
Lo Malo
  • La batería es muy pequeña y no aguanta mucho
  • Los botones del VR que funcionan cuando quieren
  • La implementación del botón Boom está muy en verde. No sé qué tan útil puede ser realmente.
  • La cámara deja mucho que desear en cuanto a enfoque cuando baja la luminosidad.

El Alcatel IDOL 4 actualmente se encuentra disponible en multitiendas por un valor desde los $179.990.