Después del descarrilamiento de año que ha sido sigue siendo el 2016, saber que acabamos de pasar la Navidad y que queda menos de una semana para que se acabe este nefasto año, sería terrible que los lindos regalos que te llegaron este año no te calcen, te salgan malos o simplemente no te gusten. Pero sabemos que estas cosas pasan y que el mundo, en su infinita comprensibilidad, permite que podamos sortear tal predicamento.

Es por esto que 8CalcetinesNavideños te trae la sencilla pero siempre útil Guía para Devolver Regalos. Tenla a mano, porque el tiempo corre y Usain Bolt Sebastián Keitel sólo hay uno.

Las Básicas

El primer y más importante paso de cambiar o devolver los regalos es conocer tus derechos:

  • Todo producto nuevo tiene garantía, siempre que los compres en comercios establecidos.
  • Productos de segunda selección, refaccionados o de segunda mano no tienen garantía. Si el comercio donde compraste ofrece algún tipo de garantía en este tipo de productos, esto es voluntario del comercio y no es necesariamente algo legal.
  • La garantía se aplica si un producto:
    • No funciona en lo absoluto
    • Viene con problemas que no te permiten ocuparlo como debiese
    • No cumple con lo que promete en la publicidad
  • Si el producto no te gustó o la talla no te queda bien, la garantía no corre. De todos modos muchas tiendas te permiten hacer cambio si tienes la boleta y/o el ticket de cambio.
  • Si la tienda o las boletas dicen que «no se aceptan cambios ni devoluciones», mala volá: eso es ilegal.

¿Cómo funciona la garantía y cuáles son mis plazos?

Legalmente todo el mundo tiene derecho a 3 meses de garantía, no importa el producto. Esta garantía, como dijimos arriba, sólo se aplica si el producto no funciona, viene con problemas o no cumple con lo que promete, y te permite exigir una de estas tres alternativas:

  • Que reparen el producto
  • Que te cambien el producto
  • Que te devuelvan la plata

Como ya dijimos, para exigir esta garantía debes tener tu boleta de compra a mano, debes exigirla en la empresa donde compraste el producto, y que esas pescás de que «no responden por cambios o devoluciones» no son válidas aquí ni en Burundí.

IMPORTANTE
Si no tienes la boleta de compra porque razones, no desesperes. Si compraste con tarjeta, puedes pedirle al comercio donde compraste que comprueben que tú hiciste la compra, y por lo tanto, hacer válida tu garantía legal.

Respecto a las 3 alternativas, el comercio no puede imponerte alguna de ellas por sobre las otras, ni tampoco quitarte alguna de las alternativas. Por ejemplo, si te dicen que «antes de cambiarte el producto deben primero intentar repararlo», están mal. Si tú quieres que te lo cambien al toque, te lo tienen que cambiar y no pueden patalear.

En caso de escoger que reparen el producto, el tiempo de la garantía se pausa mientras te arreglan el producto.

¿Y qué pasa con eso de los 10 días para devolución?

La ley indica que la garantía legal sólo cubre fallas y que ésta es exigible dentro de los 3 meses después de hecha la compra. Eso hay que tenerlo siempre claro.

Pero hay comercios que voluntariamente ofrecen una garantía de satisfacción que usualmente corre por 10, 20 o hasta 30 días; donde puedes devolver el producto si no te gusta. Las condiciones de devolución son puestas por el comercio donde compraste y si ellos la ofrecen, la deben cumplir. Esta garantía de satisfacción no entra en conflicto con la garantía legal de los 3 meses.

¡Que no se te pierda!

¿Y si compré por internet?

Todos los derechos que mencionamos se mantienen intactos, como si hubieses ido en persona a comprar a la tienda. De hecho, la famosa garantía de los 3 meses sigue aplicando, con una pequeña salvedad: ésta empieza a aplicar desde el momento en que recibes el producto.

Además de lo anterior también tienes un plazo de 10 días donde puedes reclamar en caso de que no estén respetando el precio de compra o si el producto no cumple con lo esperado.

Revisa en el sitio, o llama al servicio al cliente, del comercio en que compraste para saber cómo debes hacer para exigir tus garantías.

IMPORTANTE
Si cachas que te están derivando mucho para poder procesar tu solicitud de garantía, ya sea en compras en tienda o compras online, primero reclama a la empresa donde estás teniendo atados. Si eso no funciona, puedes acudir al Sernac en su sitio web o en las oficinas de ChileAtiende u Oficinas que haya en tu Municipalidad.

¿Y si compré en el extranjero?

Ahí la cosa depende mucho del sitio en el cual hayas comprado, por lo que te recomendamos que leas los términos y condiciones de compras de ese sitio. Usualmente tienen sistemas que permiten ponerte en contacto con asistentes o representantes de los vendedores para concertar la devolución o cambio de los productos.


Por último, y no por eso menos importante, te recomendamos tener mucha paciencia. Es muy probable que no seas el único teniendo atados tratando de exigir cambios o devoluciones, por lo que capaz que te toque esperar mucho. Está bien que estés mosqueado, pero no olvides que quien atiende tu inquietud también es una persona, así que sea cortés, ande con cuidado, respete para que lo respeten y que $deity lo ampare.