¿Recuerdas la investigación de la FNE por el arriendo de equipos en planes y que al final terminábamos pagando lo mismo o más que si lo hubiésemos comprado liberado? Resulta que fue la compañía telefónica Virgin Mobile la que presentó la denuncia ante la Fiscalía Nacional Económica. Sip, Virgin.

En entrevista con La Tercera, Juan Antonio Etcheverry, gerente general de Virgin, explicó el problema:

“Actualmente tenemos varios usuarios que vienen de las grandes compañías y que se les bloquea el teléfono luego de haberse portado a Virgin”, explica, y añade que “esto se produce porque la compañía original bloquea el equipo, debido a que el usuario tiene una deuda pendiente por el arriendo del teléfono y que nunca se le notificó al momento de portarse”.

¿Suena familiar eso de las malas prácticas? Obvio, sólo hay que recordar como el año pasado WOM hizo una denuncia similar pero en otro concepto clave para su negocio: Las compañías grandes estarían bloqueando sus bandas a través de software.

Por lo tanto, no sólo bloquearían la portabilidad artificialmente a través de software, sino que, también a través de hardware, donde en ninguna parte se dice que al tener deudas pendientes por arriendo la compañía puede bloquear el equipo. Ante esto, Virgin propone algo simple: Separar la entrega de servicio de la venta de equipos.

Directo a la fuente

Pero nos quedamos con la duda: ¿Qué pretende exactamente Virgin? Así que nos contactamos directamente con Juan Antonio Etcheverry, quien nos explicó que

La idea es que mensualmente se pague el valor del servicio a los operadores móviles y que la cuota del teléfono sea cobrada en forma separada, de manera que el cliente sepa exactamente lo que terminará pagando por el teléfono. Además, esto ayudará a que la industria sea más competitiva, pues el foco del operador estará puesto en el servicio, en la buena atención y la resolución efectiva de los problemas de los usuarios y no en alicientes externos como un teléfono.

El retail sería el responsable de la venta de teléfonos, lo que parece bastante razonable considerando que a veces sacan buenas ofertas.

Estamos en 2017 ¿Qué los motivó a hacer público esto ahora?

Desde 2014 Virgin viene levantando este tema, sobre la necesidad de la separación de las cuentas de servicio y aparato telefónico. Por lo mismo hicimos la denuncia ante la FNE ese año y que haya sido acogida es un importante paso para avanzar hacia un mercado más competitivo y centrado en la excelencia de servicio. Queremos seguir aportando en el desarrollo de mejores prácticas para la industria y esperamos que esto sea el comienzo de muchos avances  para los usuarios.

En 2014. Y recién en 2017 estamos hablando de esto. Para pensar, al menos.


El tema ya está instalado en la palestra, ahora sólo queda esperar cómo reaccionará el resto de telcos, y sobre todo la SUBTEL, para ver qué proponen ellos. Estaremos atentos a las novedades.