El otro día pasé por afuera del Mercado de Anticuarios en el Parque de Los Reyes, y vi como algunos maestros trataban de restaurar muebles roñosos y desvencijados, para dejarlos en condiciones de ser puestos a la venta o para colección. Algo parecido es lo que está haciendo la telco estadounidense Verizon, que en julio se llevó para la casa a la devaluada Yahoo! por US$4800 millones.

¿De qué le puede servir una empresa tech venida a menos, superada ampliamente por sus rivales en pocos años, ya que no logró adaptarse a los nuevos tiempos?

Fácil: ganar una base de datos bien generosa (¿quién no tuvo correo o algún servicio asociado a la suite de Yahoo?), aunque ya casi de dominio público con tanto hackeo sufrido (información de 1500 millones de usuarios disponible en la Deep Web), y ganar peso como actor de la industria por parte de Verizon.

Para justificar la inversión, la telco ya anunció sus primeras medidas a través de un documento ingresado ante la SEC, ente regulador económico del país del tío Sam (algo así como la SVS pero en serio), que apuntan a borrar la dañada Y! de nuestras mentes: redujo su mesa directiva a sólo 5 miembros, arrasando con todos los que venían desde Yahoo!, y lo más doloroso de todo: la empresa cambiará de nombre por ALTABA INC. cuando finalice el proceso de traspaso, en el mes de septiembre de este año.

Aún no hay más antecedentes de otros alcances de la compra, y lo único claro hasta el momento es que Marissa Meyer, la CEO actual de la compañía, también se va junto con el nombre del holding.

¿Eso quiere decir que dejaremos de ver Yahoo por internet? No exactamente. Sólo cambia el nombre del holding, no creemos que vayan a perder la marca Yahoo! por un cambio de manos. Aunque quién sabe…

¿Qué ocurrirá con Flickr, Tumblr y los servicios de correo, aún muy utilizados? ¿Alguien quiere pensar en Yahoo Respuestas?