Hoy se cumple 10 años desde la implementación del Transantiago, ese plan de transporte que cambió la forma de moverse por la capital, ya sea para bien o para mal. Y, para conmemorar la fecha a nuestro estilo, hemos decidido salir a la calle y poner a prueba todas las aplicaciones para smartphones que sirven para poder planificar nuestro desplazamiento por la ciudad, utilizando los gigas de regalo de nuestra compañía telefónica y el GPS de los buses.

Para hacer este test, que no reviste ningún carácter estadístico formal, hemos probado recorridos de 6 de las 7 empresas del Transantiago en comunas como Providencia, La Florida, Peñalolén, Vitacura o Quinta Normal, y visto si estas apps son precisas o dan información útil.

Micro (Memetic Ltda.)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La probamos esperando el servicio 106 (Nueva San Martín-La Florida) en Metro Manuel Montt (PC38) hacia el Metro Macul a las 09:45. La app nos dio una distancia de 551 metros y a menos de 5 minutos, lo que se cumplió porque el bus demoró sólo 3 minutos.

  • Lo bueno: muestra la información con respecto al tiempo aproximado, pero además detalla la distancia en la que se encuentra el bus, la patente y despliega también a los otros servicios de la misma parada. 
  • Lo malo: para mi gusto, lo ideal es que al abrir la app, aparezca el mapa de tu ubicación si es que tienes el GPS activado. Acá, debes presionar el botón de Mapa para desplegar la información geográfica. El home tiene varias opciones más, para ingresar la parada por código, para agregar paradas favoritas y ver un historial de consultas
  • Lo llamativo: la app tiene una opción Pro, la cual es pagada, que es libre de publicidad, permite editar nombres de paradas, mostrar distancia a paraderos, filtrar los paraderos lejanos en el mapa y hacer un monitoreo constante de ubicación de buses, entre otras mejoras.

Transantiago Buschecker (UrbanThings)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta app la utilizamos desde el metro Macul (PD85) para esperar la 712 (Recoleta-Puente Alto) hacia el metro Los Orientales a las 10:26. Y a pesar que hay pasajeros que se pasan en este servicio, por lo menos, nosotros no, ya que la app dio un tiempo estimado de 4 minutos y el bus llegó en 3.

  • Lo bueno: al mostrar un paradero escogido, muestra los buses más cercanos por orden de llegada y da la opción de filtrar por recorrido dicha información, algo útil en detenciones con muchos servicios juntos como los de Alameda, Providencia o ejes importantes. Otro punto destacable es que, en el caso de paradas con servicios que operan en ciertos horarios acotados, te envía una notificación que ese bus está fuera de horario, como en este caso con el servicio nocturno 112n.
  • Lo malo: la información sólo se remite a servicio y tiempo de espera, no entrega distancia aproximada ni la patente del bus. Esta información es útil, principalmente ya que los tiempos son relativos (si hay un accidente o inconveniente en ruta haciendo taco, no se puede reflejar correctamente), además de que tener acceso a la patente de la micro sirve para descartar que el bus mostrado ya haya pasado (cuando los tiempos de espera son muy cortos) o identificar cuando el querido tío conductor pase “En Tránsito” haciendo la ruta comercial del recorrido. También, el acceso al mapa es algo lento, en comparación a otras apps.
  • Lo impresentable: al intentar usar el planificador de viajes incorporado, traté de buscar una ruta desde ese punto hacia Ciudad Empresarial, pero la aplicación me envió a… San Joaquín.

Transantiago Master (Birdie)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La probamos esperando el 225 (Las Condes-Bahía Catalina) en Dublé Almeyda con Américo Vespucio (PD218) hacia el Mall Alto Las Condes a las 10:58. La aplicación dio un tiempo de espera de 5 minutos (distancia: 1,4km) y llegó un minuto antes, cumpliendo el cálculo.

  • Lo bueno: al abrir aplicación, se demora algunos segundos en ubicar el GPS y mostrar paradas más cercanas. Al seleccionarla, aparecen todos los servicios que se detienen en ese punto, con sus tiempos estimados, patente de bus más cercana y distancia aproximada. Y si uno pincha un recorrido en específico, muestra la ruta y sus paradas anteriores y posteriores, para tener más detalle. Además, dentro de las opciones adicionales, puedes revisar el saldo de la tarjeta BIP! o utilizar los comandos por voz.
  • Lo malo: se pega bastante y constantemente exige actualizar la base de datos de mapas. Si no se hace, empieza a mostrar los mapas sin paraderos cercanos y la información necesaria.
  • Lo inútil: tiene un botón de “Reclamos”, donde la gente se desahoga cuando un bus no pasa o no se detiene, pero es como un muro de los lamentos sin mayor trascendencia.

Moovit (Moovit)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con esta app no nos fue tan bien: Luego de un paso a comprar el cocaví para el viaje en el mall ya mencionado, esperamos la C03 (Rotonda Pérez Zujovic-Vital Apoquindo) en direccción a Vitacura con Francisco de Aguirre. Llegamos a las 12:37 y la app nos dio un tiempo de espera de 4 minutos. Eso sí, el bus tardó 9 en llegar a la parada.

  • Lo bueno: tiene varias opciones para planificar viajes, ya sean habituales o esporádicos, además que considera otros medios de transporte como el Metro e incluso transporte rural. También maneja los itinerarios y frecuencias programadas para los servicios, lo que siempre es una ayuda.
  • Lo malo: no sirve para buscar información rápida, ya que te obliga a pasar por un menú del Home antes de entrar. Ese menú debiese venir en la parte alta, mientras el servicio te ubica en el mapa para mostrar las alternativas de viaje, como en las otras apps. También omite la información detallada con respecto a distancia y patente del bus más cercano, lo que es práctico para descartar que la máquina mostrada ya haya pasado por la parada, o que el chofer pase “En Tránsito”.
  • Lo interesante: sugiere ediciones y se retroalimenta bastante con la información de usuarios.

m.ibus.cl (Directorio de Transporte Público Metropolitano)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este es el sitio web implementado por la DTPM para hacer la consulta de buses cercanos. Para explicarlo en sencillo: Es el motor principal de búsqueda con el que trabajan todas las apps mencionadas anteriormente, ya que se alimenta directamente de la información proporcionada por el GPS de los buses. Y para probarlo, lo hicimos con la 502 (Cerro Navia-Cantagallo) desde Francisco de Aguirre con Vitacura (PC265) a las 13:12, la que según la página, demoraría no más de 5 minutos (1068 metros de distancia), llegando a las 13:16 al paradero.

  • Lo bueno: al no ser una aplicación, no es necesario instalar nada. Se puede acceder con cualquier teléfono con navegador web (o sea, la mayoría) y la información es concisa y concreta: muestra todos los buses asociados a una parada, con los dos más cercanos, sus placas patente, distancias y tiempos estimados. También da la alternativa de buscar sólo un recorrido por esa parada.
  • Lo malo: no tiene la opción de geolocalizar paradas utilizando el GPS del teléfono (a pesar que la tecnología lo permite), por ende, en el caso de que una paleta de parada no esté, o en el refugio no aparezca el código de parada asociado, no hay forma de buscar los datos de dicho punto ni buses cercanos. Algo, que en la periferia sobre todo, es bastante más común de lo que se cree.

TransApp (División de Transporte de la FCFM de la U. de Chile)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La probamos esperando el servicio 106 (Nueva San Martín-La Florida) en Metro Manuel Montt (PC38) hacia el Metro Macul a las 09:45. La app nos dio una distancia de 501 metros de distancia y a menos de 5 minutos, lo que se cumplió porque el bus demoró sólo 3 minutos.

  • Lo bueno: La interfaz es muy clara, ágil e intuitiva. Se selecciona un paradero y nos indicará los próximos buses que pararán ahí, con la distancia en la que se encuentra el bus, la patente y los minutos que se demorará en llegar. La información se actualiza de inmediato, sin que uno tenga que hacer nada. También tiene un planificador de ruta que funciona bastante bien, integrándose con las lineas de Metro si corresponde.
  • Lo malo: En red móvil se demorará su buen tiempo en cargar (los datos del mapa, la aplicación en sí es veloz):  Y cuando abres por primera vez la app aparece un mapa lleno de paraderos y hay que indicar a mano cual es el dónde nos encontremos, lo que puede ser un enredo si uno no se maneja bien con un mapa. Sería ideal que detectara de inmediato la parada más cercana.
  • Lo inútil: se puede reportar el estado del paradero, si van dos o más buses de un recorrido juntos o si hay problemas en el ambiente del paradero, pero no sabemos qué tan efectivo resultará acusar.

Google Maps (Google)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También teníamos que probar la aplicación de mapas por excelencia, que también nos puede recomendar rutas de Transantiago. Por cierto que sigue siendo la aplicación favorita de nuestro compañero Fernando (que colaboró con estas pruebas), Fer prefiere no complicarse con más apps en el teléfono y el mapa precargado en su celu tiene lo que necesita, no le falta más.

La probamos esperando el 225 (Las Condes-Bahía Catalina) en Dublé Almeyda con Américo Vespucio (PD218) hacia el Mall Alto Las Condes a las 10:58. La aplicación indicó que nos tomaría un tiempo total de 58 minutos hasta nuestro destino, aunque demoró sólo 41 en ese tramo.

  • Lo bueno: “que simplemente funciona”. Abres la aplicación y con GPS activado de inmediato te señalará dónde te encuentras, buscas un destino y te entregará una lista con todas las alternativas de recorrido posibles, con la mejor en primer lugar. Y al elegir un recorrido, te mostrará todos los detalles de este y dónde tendremos que parar.
  • Lo malo: La información que entrega es muy simplificada, lo que no le va a gustar a todo el mundo. Además, los datos tienen truco: Gmaps te entrega los minutos que tomará realizar un recorrido, desde que hiciste la consulta hasta que llegues al destino. En el caso del TS, significa que se agregan los minutos a esperar para el próximo bus. Al menos indica cada cuantos minutos pasará un nuevo bus de ese servicio, que uno puede dudar qué tan exacto al final resultará. Además, le falta integrarse con otros tipos de servicio, por ejemplo los buses rurales que ya Moovit los tiene, por ejemplo.
  • Lo llamativo: Si descargaste los datos de mapas por WiFi antes de salir (muy recomendable), gastará el mínimo de datos. Además que Google sigue optimizando muy mucho la aplicación y funciona impecable en equipos más básicos.
  • Lo interesante: Además, como todo está integrado, se puede buscar el recorrido antes en el PC visitando la web de Google Maps y luego enviar los datos al teléfono para revisarlos con la aplicación.

Paraderos.cl (QMD Ltda.)

La probamos esperando el servicio 502 (Cerro Navia-Cantagallo) en Vitacura con Francisco de Aguirre (PC265) hacia Andes con Alcérreca, en la comuna de Quinta Normal (cercano al metro Gruta de Lourdes). Con respecto a los tiempos, igual fue bastante preciso porque demoró menos de los 5 minutos publicados originalmente.

  • Lo bueno: muestra la información con respecto al tiempo aproximado, y además detalla la distancia en la que se encuentra el bus, la patente y despliega también a los otros servicios de la misma parada.
  • Lo malo: que es lo único que hace. Y a olvidarse de localización, GPS o descargar mapas. Todo funciona indicando el código del paradero. Al menos se puede guardar los paraderos favoritos.
  • Lo impresentable: está muy poco actualizada. El icono de la aplicación se ve horrible si tienes un teléfono actual y toda la interfaz sigue las normas de estilo de Ice Cream Sandwich y se siente muy enredada y poco accesible.
  • Lo más impresentable: Permite buscar puntos Bip! y paraderos cercanos… Pero como la geolocalización no funciona en la app, habrá que hacer zoom hacia el punto del mapa dónde estemos para encontrar lo más cercano.

Paradero (dralion)

La probamos esperando el servicio 427 (Pudahuel-Vital Apoquindo) en Metro Gruta de Lourdes (PJ41) hacia Mall Plaza Alameda a las 13:54. La app nos dio una distancia de 3012  metros de distancia, llegando entre 6 y 10 minutos. Al final, nuestro querido bus naranja demoró 9 minutos en doblar por San Pablo a General Velásquez.

  • Lo bueno: muestra cuanto se demorará en llegar el bus, y además detalla la distancia en la que se encuentra el bus, la patente y despliega también a los otros servicios de la misma parada.
  • Lo malo: Al igual que Paraderos.cl no tiene más funciones. Y todo funciona al indicar el código de paradero. Y a diferencia de este no puedes guardar paradas favoritas, pero si te recuerda las últimas que consultaste.
  • Lo llamativo: Al menos Paradero reconoce que es una app simple. Pero pese a su sencillez, la interfaz está bien diseñada, es clara y precisa y sigue el estilo Material Design (hasta podemos cambiar los colores de la app a gusto).

¿Y cuál es la mejor?

Todo el recorrido total que realizamos, según Google Maps.

Según mi percepción, la que me resulta más práctica es Transantiago Master, porque muestra la información rápido y lo más completa posible (trabajé tanto tiempo en el sistema, que eso de “tiempos estimados” sin una referencia en distancias concretas se presta para todo), y como plan B, el infalible m.ibus.cl, ya que es la matriz de información de tooooodas las apps. Aunque le pondría mis fichas a Moovit si fuera más sencilla de usar, ya que siento que trata de abarcar mucho con poco, y eso enreda su funcionalidad. Dentro de lo peor va el planificador de viajes de BusChecker, sólo por ubicarme la Ciudad Empresarial de Huechuraba detrás del hospital Trudeau en el límite de San Joaquín con San Miguel.


Aunque, en gustos no hay nada escrito, y sabemos que todas estas apps, en distinto grado, cumplen la función principal: avisarnos a cuánto está de nuestro punto la 210 para llevarnos al carrete de turno.

Lo único que esperamos con este post, es que usted al planificar su viaje no termine como la señora de la 712:

¿Este no era su paradero?