Hace algunos días, llegó a mis manos el último (hasta ahora) buque insignia (aka flagship) de los amigos de Huawei, el Huawei Mate 9. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Qué tiene de lindo y qué no? Todo, acá, en el reporte de 8Gigas.

Especificaciones

Vamos con las especificaciones:

Dispositivo Huawei Mate 9 (MHA-L29, versión Dual SIM)
Pantalla 5.9″ FHD, 1080p (1920 x 1080), 373ppi
Sistema operativo Android Nougat 7.0
Capa de personalización EMUI 5.0
Procesador Kirin 960, 8 núcleos CPU (4 x 2.4 GHz A73+ 4 x 1.8 GHz A53)
Memoria RAM 4GB
GPU Mali-G71 MP8
Almacenamiento
  • Interno: 64GB (52GB para libre disposición)
  • Externo: vía Micro SD hasta 256GB
Cámara trasera Leica Summarit H (2da. Gen), 20MP Monocromática+12MP RGB, F2.2, OIS (Estabilización óptica de imagen), Doble Flash , PDAF+CAF+Laser+auto enfoque de profundidad, 2x Zoom Híbrido, 4K en grabación de video
Cámara frontal 8MP, AF, F1.9
Batería 4000mAh
Redes
  • 2G: Todas las compañías
  • 3G: Todas las compañías
  • 4G: Todas las compañías
  • 4G+ disponible
Conectividad
  • Wi-Fi a/b/g/n/ac + Wi-Fi Direct
  • BT4.2
  • USB Tipo-C
Sensores Huella Digital, giroscopio, geomagnético, luz ambiental, Proximidad, corporal, Barómetro, Infrarojo, NFC
Audífonos
  • Jack 3.5mm
  • Bluetooth
Pokémon Go Sí, 100% funcional
Compatible VR Sí, aunque es algo grande para un cardboard

El teléfono: desde la caja, todo es ganancia

Empecemos con el unboxing, ya el empaque en el que viene da indicios que es un terminal que va a llamar la atención: en una caja oscura, donde cada accesorio tiene su espacio bien definido. Este equipo, además del terminal, trae una lámina protectora, una carcasa plástica trasera, adaptador USB Tipo B-Tipo C, llave para extraer tarjetas, cargador, cable USB y audífonos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por tamaño, es un poco grande y puede costar un poco su manipulación si uno no está acostumbrado. Lo bueno es que al ser curvado en la parte trasera, ayuda en parte, a un mejor soporte del teléfono. Por la parte alta encontramos el jack de 3,5mm, además del sensor infrarrojo, mientras por debajo se encuentra el conector USB Tipo C y los parlantes. Atrás está ubicado el lente doble diseñado por Leica (del cual hablaré más adelante) y el lector de huella. Aquí me voy a detener un poco, porque debo confesar que me sorprendió porque funcionó perfecto, ya que incluso, poniendo el dedo en cualquier posición(?), el equipo lo reconocía y permitía acceder al contenido, a diferencia de otros productos con esta característica, que si no es de una forma determinada, el lector no lo lee correctamente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con respecto a la pantalla, esta tiene una resolución Full HD (1080p, 1920 x 1080) a la cual le pude sacar bastante partido viendo videoclips o con juegos de video de alta definición (como Need for Speed o Angry Birds Go!). La única crítica que podría hacer al respecto, es que esta se ve demasiado frágil, por lo cual tengo dudas en si soportaría caídas o un uso relativamente intensivo.

La cámara: Gracias Leica por tanto

Acá, Huawei luciendo nuevamente su joint venture con Leica, que ya conocimos con el P9. En esta ocasión, el equipo trae un doble lente Summarit-H, de segunda generación, el cual está compuesto de un lente de 20mpx monocromático y uno de 12mpx RGB, También, trae estabilizador óptico de imagen, flash de doble tono (luz fría o cálida), zoom híbrido y graba en 4K.

Una de las cosas interesantes de la cámara es el Modo Pro, el que te permite jugar con los parámetros de la cámara para tomar imágenes como un verdadero profesional. Foto, flash, y un pequeño video explicando como funciona:

Resumiendo, una cámara de gran nivel, la cual permite sacar buenas fotos ya sea en movimiento o quietas. En el caso de imágenes con poca luz, lo que suele ser el punto débil de estos dispositivos, no veo un gran resultado de fotos, pero por lo menos se ven bastante aceptables.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El único punto en contra de la cámara es que luego de un uso constante, el equipo se calienta en demasía, afectando el enfoque del lente. Tanto así, que después de un rato tomando fotos, me costaba enfocar y las imágenes empezaban a salir completamente borrosas, lo que logré solucionar apagando el dispositivo unos minutos para bajar la temperatura.

Por su parte, la cámara frontal es de 8mpx, y cuenta con efectos embellecedores, para tapar el punto negro y espinilla que podría arruinar esa selfie comiendo sushi con las mejores.

Probando la cámara frontal: es lo que hay ¯\_(ツ)_/¯

EMUI, o como transforman Android a su estilo

En el sistema operativo, el Mate 9 llega con Android Nougat desde la fábrica, aunque pasada por el cedazo de EMUI 5.0, el launcher propio de Huawei, que trata de asemejar el interfaz de iOS, pero en la versión del robot de Google. A mí, acostumbrado a otros launchers (saludos Touchwiz!) no me acomodó mucho, sobre todo por el abuso del blanco minimalista tan típico del software de la manzana, aunque eso se compensaba en el uso habitual y algunas características del equipo, como podrán apreciar en el siguiente video:

Eso sí, el teléfono trae bastantes aplicaciones nativas preinstaladas, algunas con duplicidad de funciones respecto a apps del sistema operativo, pero otras bien llamativas y prácticas. Además de la clásica app de Música, el equipo trae brújula, control remoto, espejo, gestor de teléfono, etc. Dentro del bloatware, viene con TripAdvisor, Booking.com o el acceso directo de Gameloft, que pueden deshabilitarse directamente desde el Administrador de Aplicaciones.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con la duración de la batería, el Mate 9 se lleva todos los jumbitos, cargas de tarjeta, quequitos, etc. Según las especificaciones, cuenta con 4000mAh, los que, me alcanzaban sin problemas con un uso habitual para dos días (obviamente, apagándolo en las noches). Y en una jornada de uso intenso, al desconectarlo a las 07:39 al 100%, y darle con Facebook, Telegram, Instagram, Twitter, Facebook Messenger, Chrome, Música, Videos, Transantiago Master, conectado a wi-fi, GPS, 4G (tomando 4G+ a ratos, gracias Virgin), bluetooth activado y juegos como Angry Birds Go!, Angry Birds Blast, Angry Birds Pop, Need for Speed y Pokémon Go, además de quedarme dormido con el teléfono, a las 03:00 de la mañana aún conservaba el 11% de batería y seguía dando la batalla. Ideal para poder usarlo con calma sin andar pensando en pasearse con el cargador o buscando con desesperación un puerto USB. Además, viene con carga rápida, lo que, en caso de emergencia, ayuda bastante.

¿Y cómo funcionó?

En general, es un terminal que demuestra una vez más que Huawei llegó a jugar en las grandes ligas. El rendimiento cumplió con las expectativas para tratarse de un teléfono de gama alta, y todo lo que se habla con respecto a las cámaras es realidad, dentro de lo posible para un equipo móvil. Lo que no me gustó mucho son las notificaciones, ya que con algunas apps no lograban mostrarse con pantalla bloqueada, además del interfaz appleizado de Android. Si usted tiene las lucas y quiere comprar un buen teléfono, el Mate 9 es una opción que debe considerar, porque por características, es de lo mejor disponible en el mercado.

Lo bueno:  

  • La cámara trasera, por los lentes Leica y lo fácil de manejo del modo Pro
  • El rendimiento fluido
  • Pantalla Full HD que aportaba nitidez y viveza al contenido reproducido
  • La batería de 4000mAh, chao batería externa.

Lo malo:

  • EMUI, interfaz tipo iOS para Android
  • La cámara no soporta mucho rato encendida, si no, comienza a funcionar mal
  • En las fotos con poca luz se defiende, pero hasta por ahí
  • Notificaciones que no te enteras hasta que desbloqueas la pantalla.

 

Si usted está interesado, este teléfono está disponible en el retail desde los $579.990 (Ripley, versión Dual SIM), y en operadores desde $499.990 (Entel, versión Single SIM).