Nuestros amigos de Moto Chile se paletearon con 8Gigas dot com y nos han facilitado un Moto G5 Plus, sí sí, ese que salió reciencito a la venta, para que lo probemos y les contemos qué ondi. ¿Es tan bonito como nos contaron en su lanzamiento? Pues bueno, aquí lo pondremos a prueba.

Especificaciones

Primero que todo, veamos qué le trae el Moto G5 Plus por dentro y por fuera:

Dispositivo Moto G5 Plus (XT1680)
Modelo Single nanoSIM
Pantalla 5.2″, IPS LCD, Full HD (1920×1080 px), 424ppi
Sistema operativo Android 7.0 “Nougat”
Capa de Personalización No, salvo tres apps de Moto
Procesador Qualcomm Snapdragon 625, octa-core a 2.0GHz
Memoria RAM 2 GB
GPU Adreno 506
Almacenamiento
  • Interno: 32 GB
  • Entrada para microSD de hasta 256 GB
Cámara Trasera 12MP, f/1,7, HDR, Flash dual LED, detección facial, panorama, autofoco
Cámara Frontal 5MP f/2.2
Video  4K x 30fps, Full HD x 60 fps
Batería 3000 mAh, no extraíble
Compatible con carga rápida (incluye TurboCharger)
Redes
  • 2G/3G: Todas las compañías
  • 4G: Todas las compañías
  • 4G+: Compatible
Conectividad Wi-Fi a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.2, micro USB, a-GPS, Radio FM
Adicionales Giroscopio, acelerómetro, lector de huellas,
sensor de luz y proximidad.
Compatibilidad con Audífonos – Jack 3,5 mm
– Bluetooth
¿Compatible con Pokémon GO? Sí, incluyendo la realidad aumentada
¿Compatible con VR?

Esta vez, y no como lo que ocurrió con el Moto G4, la versión “No Plus” (O sea, el “Moto G5” a secas) es radicalmente distinta, por lo que tienes que tener mucho ojo cuando compres este equipo. Este es el review del Moto G5 Plus.

Habiendo dicho eso, comencemos.

Del plástico al metal

El Moto G5 Plus dejó de lado el plástico para vestirse de metal, y con esto darle un nuevo estilo a la gama media de Motorola. Imitando a la gama Z, el G5 Plus tiene una enorme cámara circular en la parte posterior que sobresale del cuerpo del dispositivo la cual es posible que, con el tiempo, se raye si no tienes cuidado (especialmente porque la cámara es lo primero que toca la mesa), pero también es posible que quieras comprarle una carcasa a tu equipo, por lo que este punto no necesariamente será malo después que llegue tu pedido desde AliExpress (porque no, acá en Santiago no he visto ninguna carcasa para este teléfono aún). La parte de atrás no es removible, así que procura bien elegir el color.

También está en dorado, y se rumorea que saldrá en azul

Siguiendo con la estética del G4 Plus y la gama Z, en Motorola de nuevo pusieron el sensor de huellas dactilares en la parte frontal del celular. Sin embargo, ya no me quejaré de esto, porque ahora sí es un botón. Es más, cumple la función de tres botones a la vez, ¡Y al fin es útil! En mis reviews anteriores hice notar que el botón servía para bloquear y desbloquear el aparato, pero ahora -y aparte de esto- tiene gestos. Una pulsación para el inicio, o mover el dedo hacia la derecha para volver y a la izquierda para el multitarea (O al revés, como lo tengo configurado yo). Esta adición es muy útil para tener toda la pantalla disponible. Y en todo caso, no habrá problemas porque el lector de huellas sigue siendo tan bueno a como nos tiene acostumbrados Motorola.

El Moto G5 Plus cuenta con micro-USB en vez de tener USB tipo-C pero ¿Eso importa? A mi, al menos, no. Y para el target del teléfono, posiblemente, tampoco (Y quizá por lo mismo viene con solo 2GB de RAM en vez de 4GB como en Europa, por ejemplo). En todo caso, el tiempo de carga no se ve perjudicado, ya que en la caja viene incluido el TurboCharger (cargador rápido) de Motorola.

También cuenta con NFC, y en adición con el sensor de huellas, tenemos Android Pay integrado. O sea, en Chile no te va a servir, pero ahí está, por si te vas de viaje alguna vez a algún país desarrollado.

Hablemos de la batería: Un día con uso intenso, dos días con poco uso. De 0% a 100% demora en cargar unos 70 minutos, pero de 0% a 50% demora 20 minutos. Es una oda a quienes contamos con un intelecto equivalente al de un perro nuevo, y que cargamos el teléfono 10 minutos antes de salir todo el día. Con decirte que le logré sacar 6 horas y media de pantalla encendida, lo estoy diciendo todo.

Multimedia básico, pero no por eso malo

En el apartado del sistema, Android 7.0 puro lleva la batuta nuevamente, como es el sello de Motorola. Solo tiene agregadas tres apps: Una de ayuda, una de acciones de Moto y el widget del clima. Así de simple, y no necesita nada más.

Lo importante son las acciones de Moto.

Como dato freak, si pones el teléfono en inglés (EE.UU), al presionar harto rato el botón circular (aka botón casa), saltará Google Assistant. En cualquier otro idioma, salta Google “Now On Tap”, el que en mi opinión es mucho más útil.

El equipo tiene una pantalla de 5.2″, que se hace fácil de manejar con una mano, con resolucción Full HD que se ve excelente desde cualquier ángulo… Siempre y cuando no estés parado bajo la luz del sol, donde la pantalla queda un poco corta de retroiluminación. No es terrible, pero con un poquito más de luz, habría sido muy, muy bacán.

El Moto G le sigue trayendo Radio FM, y tiene dos años de almacenamiento ilimitado en Google Fotos

Por último, en el apartado del audio no decepciona, aún cuando el teléfono tenga un solo parlante -y por tanto sonido mono-. Esta vez -y a diferencia del Moto G4- el parlante no se satura al ponerlo en máximo volumen, así como también el volumen con audífonos es alto. Cabe decir que estoy probando el audio con unos Xiaomi Piston 2, y vaya que suenan bien.

Quizá, y donde me podría quejar un poco, es en el ecualizador básico integrado, que es exactamente el mismo que traía el Moto G del 2013. Por ahí quizá podría mejorarse un poquito; todos saldríamos ganando. Otra cosa muy puntual, es que los botones integrados en los audífonos funcionan como deberían, por lo que no hay problema en usarlos para cambiar la música.

¿Y la cámara, compañero?

Ahí está la cámara.

La foto anterior fue sacada con la cámara frontal del teléfono. Esta es de 8MP y un lente gran ángular con apertura f/2.2. ¿Sirve para las selfies? Por supuesto, ya que tiene modo embellacador embellecedor no aparecerás tan feo en las fotos (me hubiera sacado una yo para demostrarlo, pero tampoco es magia, no seamos exagerados tampoco).

Hablando de la cámara trasera, esta es de 12MP con doble flash (uno cálido y otro frío, este amor es tuyo y mío) con una apertura de f/1.7, que realmente vale la pena. Está por sobre la media en el mismo rango de precios, lo que es bastante bonito. Y de noche, no será la gran cosa, pero se entiende por qué. Acá te dejo unos ejemplos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por último, en el apartado del video, podemos ver que este es el primer Moto G que puede grabar en 4K (a 30fps). También puede grabar en 1080p a 60fps y 720p a 60fps. El único problema se encuentra en que no cuenta con un estabilizador de imagen, por lo que quizá el video quede un poco tiritón.

Moto G5 Plus: Un gama media haciendo cosplay de gama alta

Siempre le saco el jugo a los teléfonos que uso, aún así el Moto G5 Plus no logró fallar en ninguna tarea que le di… Y eso que sólo tiene 2GB de RAM. El teléfono me dejó con un muy buen sabor de boca. Si no tienes plata para el Moto Z Play, este teléfono es lo más cercano a ese (claro, sin la batería infinita y los Moto Mods, pero aún así cuesta CLP$150.000 menos).

Si tienes un Moto G4 Plus quizá no te convenga renovarlo, pero si tienes el Moto G3 o alguno más antiguo (como yo, que tengo el Moto G1), es una opción totalmente recomendada para tener en cuenta.

Sin embargo, y este es un punto muy debatible, el precio puede que sea algo elevado si sacamos nuestro ábaco dólar-a-luca y buscamos los precios alrededor del mundo. A CLP$230.000 debió quedar, pero a ese precio está ahora el Moto G4 Plus, entonces ¿Qué hacer? Al parecer atenerse a que ya nuestra gama Moto preferida no volverá a costar las cien lucas del Moto G original, pero es que con todo lo que trae y a lo que quiere aspirar la gama “G”, tampoco puede volver a darse esos lujos.

Lo destacable

  • La batería dura demasiado
  • El diseño metálico es bastante llamativo visualmente
  • Los gestos de navegación en el sensor de huellas
  • No se calentó en ningún momento
  • La cámara es mejor de lo que uno espera

Lo no tan bueno

  • La pantalla no es tan brillante a la luz del sol como uno quisiera
  • No llega a Chile la versión con 3GB de RAM

La caja, la caja!

Al momento de este review, El Moto G5 Plus cuesta $249.990 y se puede encontrar en WOM y en tiendas de retail.