Finalmente, Nintendo hoy lanzó la codiciada SNES Mini, costando 100 mil pesos aquí en Chile. Como encontramos el precio un poco caro, viajamos a España y la compramos allá a 60 lucas. Este es su unboxing y review, por el giga invitado Sebastián Pino desde la tierra de la onda vital a todo gas.

Nintendo, durante los últimos años, ha apelado a la nostalgia de los jugadores más gordos y viejos. Y como saben que tienen un público cautivo en nosotros, han relanzado versiones más portátiles de dos de sus consolas más emblemáticas: La NES y la SNES. Esta última, lanzada (y posiblemente ya agotada) el día de hoy a nivel mundial.

Pensaba escribir algo más extenso, apelando a aquellos tiempos donde jugábamos Pokemon Yellow con el No$Gameboy o donde nos pasamos el primer Megaman grabando las partidas usando el JNES, pero prefiero ser práctico y simplemente decir si mi compra del SNES Mini vale la pena (o no).

Lo que viene dentro

Dentro de la caja tenemos la consola (obviamente), dos controles con la conexión de Wii, un cable HDMI y un mini-USB. La ventaja es que puedes conectar el aparato a la tele, utilizándola como fuente de poder, lo que ahorra comprarse el cargador original (que seguramente les ofrecen a todos al momento de adquirir el producto en todo caso).

Los controles, al tacto, recuerdan los antiguos mandos de SNES; ojo que el cable es de, más o menos, metro y medio por lo que también es probable que tengas que comprar una extensión. ¿Vale la pena? Depende de qué tanto quieres que se te desprendan las retinas lejos te sientas de la tele, pero si le sumas la extensión del HDMI y los mandos, fácilmente puedes estar a 2.5mts de la pantalla, inclinado hacia adelante, como cualquier jugador normal.

Es una NES, pero con juegos de SNES

Como bien sabemos, trae 20 juegos y, en un lanzamiento exclusivo, el Star Fox 2. Lo que no te dicen en ninguna parte, es que debes darte vuelta la primera fase del primero, por lo que tendremos que volver a entrenar para que Fox McCloud no conduzca como Martín o Johnny. ¿Los grandes ausentes? Pues los otros dos Megaman X, Killer Instinct, Terranigma y Chrono Trigger.

Al encender la consola, aparece la primera pantalla para seleccionar idioma: inglés, francés, alemán, español, italiano, holandés(?), portugués y ruso. Al menos eso es lo que incluye en la configuración europea. ¿Qué traerá para los otros continentes?¿Japonés? ¿Chino mandarín? ¿Esperanto? Who knows.

En las distintas opciones de configuración de pantalla están las mismas que encontramos en el Mini NES: Pixel Perfect, 4:3 y la clásica, que añade líneas horizontales para que se vea como una tele antigua. En lo personal, creo que eso es una huevada, podrían haber añadido el Killer Instinct llamado a la nostalgia y no aporta más.

También vuelven los “Puntos de Suspensión” de la Mini NES: Al resetear la consola vuelves al menú principal y si pasas por el juego, te da la opción de guardar el punto donde estabas en hasta cuatro slots exclusivos. Lo mismo para ordenar los juegos según varias opciones, aunque es una opción que no aporta mucho, ya que para 21 juegos, tampoco se requiere tanta habilidad cognitiva para buscarlos.

Acá en las auropas, lo adquirí en una tienda llamada GAME. Tuve que dejar un abono de 10 euros y el valor total, con abono, fue de €79.95. Creo que el euro está como a 750 y algo, así que me costó alrededor de 61 lucas. Desconozco cuánto cuesta en Chile. (N. del E.: ¡¿61 lucas?! ¡¿Por qué rayos acá está a 100?!)

Dato curioso e irrelevante: Si mantienes encendida la consola mucho tiempo sin utilizarla, aparecen las intros de todos y cada uno de los juegos que trae cargados. Esto porque se activa una demo automática que te muestra todo el contenido.

¡Viva la nostalgia (y la facilidad de uso)!

Manos a la obra!

¿Apreciación personal? Yo soy un gordo nostálgico, por lo que me declaro conforme. Echo de menos algún juego, pero bueee, listas de juegos que faltan hay infinitas en internet. Mi primer SNES se lo compraron mis papás a unos amigos exiliados; era de la edición de Super Metroid, por lo que trayendo ese juego ya me declaro conforme.

Si les parece muy caro, bueno, está la opción de la emulación. También AtGames (España) lanzó unas consolas minis que traen 60 y 80 juegos de Sega. No sé si habrá llegado a Chile, pero tiene los clásicos Shaq Fu, MK del 1 al 3 Ultimate, Sonic y no recuerdo qué otra pasta más.

En fin, el Mini SNES es un gran gadget para todos. Sí, para todos. Especialmente para aquellos que simplemente quieren enchufar y jugar, y no gastar tiempo en ñoñerías de buscar emuladores, ROM, y esas boludeces de las que tanto se enorgullecen algunos.

Eso es todo. Saludos desde España, hostia, tío, chaval, joé, visca Catalunya, agur, aquí no hay quien viva, Javier Bardem.


Sé como Sebastián, envía tu columna a alo@8gigas.com

 

Sigue a 8Gigas en Facebook.