2017 se convirtió el año de los regresos en telefonía móvil. Y uno de ellos es BlackBerry, que regresó ahora con la fuerza de Android, en un único equipo con una propuesta muy diferente a la que hemos visto en otros equipos este año.

El KEYone, un teléfono con el teclado físico que caracterizó a la marca en sus años mozos, más en un diseño y una propuesta especificamente enfocada en lo que buscaba el público original de BlackBerry: Las empresas y los ejecutivos. Más seguridad y estabilidad en un teléfono que ofrezca la mejor experiencia posible para aplicaciones de mensajería y productividad.

Gracias a la gentileza de sus representantes en Chile, pudimos probar el equipo, y aquí les contamos nuestras impresiones.

Especificaciones técnicas

Vamos con las especificaciones del equipo, que en la teoría dicen lo suyo, pero en la práctica explicarán mucho de lo que hablaremos en este review:

 Modelo BlackBerry KEYOne (BBB100)
Dimensiones 145,3 mm x 69,3 mm x 6,98 mm. Peso: 163 gramos
Pantalla 4.5″, IPS LCD, resolución de 1080 x 1620 (2:3),
16M de colores, 433 PPI
con protección Gorilla Glass 4
Procesador Qualcomm Snapdragon 625, Octa-core
(octa-core Cortex-A53 @ 2.0 GHz)
SO Android “Nougat” 7.1.1
(con capa de personalización de BlackBerry y muchas, muchas aplicaciones propias y funciones de seguridad)
Memoria 3 GB de RAM
Almacenamiento Interno: 32 GB
Entrada para microSD de hasta 256 GB
Cámara Principal * 12 megapixeles, f/2.0,
* Flash Dual-Tone y autofoco láser
* Video: hasta 4k @ 30 fps.
Cámara Frontal * 5 megapixeles, f/2.2,
* Con lente de gran angular y doble LED Flash.
* Video: hasta 1080p a 30 fps.
Redes Compatible con todas las redes, incluyendo 4G+
Tipo de SIM Nano-SIM
Sensores Lector de huella (frontal, en la barra espaciadora del teclado), Giroscopio, Brújula, Sensor de Luz, Sensor de proximidad, Sensor Hall, NFC
Batería 3505 mAh, no extraíble.
Además incluye Entrada de audífonos, NFC, puerto USB-C, radio FM.
¿Compatible con Pokémon GO? Lo es, pero ¿tu jefe ocuparía este equipo para jugarlo?
¿Compatible con VR? Compatible, si encuentras un visor VR adaptado a su disposición de pantalla

Un celu para el emprendedor de hoy (o eso es lo que esperan)

Primero hablemos del diseño en general del KEYone, lo primero en que se diferencia de todos los teléfonos que hemos visto en el último tiempo, y no solo por el teclado físico.

Empezando por los materiales escogidos para el equipo ¿Cristal? ¿Policarbonato? Pues ni lo uno ni lo otro, este BlackBerry está cubierto por una capa trasera de un material texturizado que nos recordó a la gamuza, junto a un acabado premium en sus alrededores que destaca por si mismo, con mucho metal brillante. Con este celu sí que te sientes un hombre de negocios del 2017.

Este teléfono parece un estuche porta cigarrillos de los caros, con su forma tan particular y el lugar donde eligieron colocar la entrada de audífonos, que se integra bastante bien a la estructura del equipo.

El KEYone a los lados incluye los botones de volumen y dos botones de funciones de los que hablaremos después. Ahora, el frontal. Cuando ves por primera vez este BlackBerry, sientes que es un equipo muy grande y alto por su combinación de pantalla más teclado físico. Pero es que luego lo tomas y comparas con otros teléfonos que encuentras en el mercado y ya dimensionas mejor su tamaño.

Solo para comparar tamaños: El KEYone es más o menos del mismo tamaño que mi Moto G4 Plus.

¿Y qué cambia con el teclado?

El tener teclado físico cambia muchas cosas en este equipo: Tenemos practicamente todo el espacio de la pantalla para escribir y mensajear, en una proporción de 2:3 que muestra más información en las aplicaciones de lo acostumbrado, como vemos en la foto de arriba.

Ahora, ¿es cómodo escribir en un teclado físico? Al menos, la textura es similar a la de un BlackBerry clásico y la disposición de botones es la misma. Si usaste por años un BlackBerry, te vas a acostumbrar de inmediato a escribir con él.

Pero quienes estamos habituados a un teclado virtual y texteamos a toda velocidad, nos costará un poco acostumbrarnos a tener que presionar botones para escribir (que no es lo mismo que textear en la pantalla, con ligeros toques).

Teclas retroiluminadas, que se pueden hacer menos brillantes de noche.

Luego tenemos que el teclado no tiene la letra Ñ, Aunque eso no es mayor problema. El teclado predeteminado de BlackBerry incluye un predictor (a la SwiftKey o Gboard) que ahorra sus buenos tecleos y es muy cumplidor, incluso teniéndolo configurado en español.

Los emojis, con el diseño de gomitas de Nougat.

Este teclado tiene más sorpresas guardadas, que encontraremos tocando las tres barras de la izquierda: Emojis, dictado por voz, y hasta un portapapeles para copiar multiples textos y pegarlos donde queramos.

Ahora, ¿Qué pasa si cambias el teclado predeterminado por otro de los varios que encontramos en Android? Lo probamos: SwiftKey reconoce el teclado físico como si fuera un teclado externo bluetooth y tendremos acceso a sus predicciones (y el autocorrector personalizado, si sincronizamos los datos de nuestra cuenta).  Así que es la mejor alternativa si no te terminas acostumbrando al teclado por default.

Con Gboard, en cambio, no se tendrá acceso al autopredictor. Tampoco con Flexsky.

Por último, el teclado también guarda otra sorpresa: Se puede usar como trackpad para hacer scroll por las paginas y aplicaciones. Lo que también ayuda a la experiencia de más comodidad para leer y escribir con el equipo.

Android personalizado con matices

El KeyOne incluye Android 7.1 “Nougat”, muy personalizado por el fabricante aunque no al grado que acostumbramos a ver en otras marcas. Por ejemplo, las notificaciones y menús de sistema son los del OS nativo.

Lo customizado va por el launcher y todas las aplicaciones extras que agregaron. Que son muchísimas y todas se actualizarán por Google Play. Empecemos por el launcher y los botones de funciones.

El KEYone incluye cuatro botones a sus lados. A la derecha  los controles de volumen y ¿el botón de encendido? ¡NO! Ese botón es el del lado izquierdo. Este es el que BlackBerry llama:

Y uno se confunde y termina intentando desbloquear el equipo con la tecla de acceso rápido que no es para eso.

Por defecto, al presionar este botón, tomas una captura de pantalla que se puede editar para luego guardar. Se puede asignar que el botón realice otras funciones como abrir el teléfono o llamar a un número, o abrir los SMS, entre otras funciones.

La función de captura de pantalla se llama “Notable”

En el escritorio, tenemos una barra en la esquina derecha de la pantalla que podemos deslizar para que aparezca el “panel fácil” con el que accedes de manera directa a tus últimos mensajes, correos, la agenda y una lista de tareas pendientes.

El mismo escritorio tiene otra función que nos encantó. Si el icono de alguna aplicación tiene tres puntos debajo podemos hacer un gesto de deslizar ligeramente sobre este y aparecerá una vista previa de la aplicación (por ejemplo, en el correo los últimos mensajes).

Aunque esta idea es genial… al final solo funciona bien con las aplicaciones propias de BlackBerry. En las demás que lo soporten se mostrará alguno de sus widgets, que no siempre quedan bien con la idea de tener una vista previa de una app sin tener que abrirla.

Blackberry Hub funciona con todas las apps que generen notificaciones

Entre las aplicaciones propias, la que tengo que destacar es el BlackBerry Hub, una forma centralizada de acceder a todas, todas las notificaciones. Mensajes de WhatsApp o Telegram, likes y comunicaciones varias en las redes sociales… todo en un espacio común para controlarlas mejor.

Entre las otras aplicaciones incluidas (no voy a nombrarlas todas, o sino este post sería muy largo), está el centro de seguridad DTEK, que no solo verifica que las aplicaciones o el rendimiento esté bien, sino también la misma seguridad del equipo.

Ah, seguridad, la palabra que define todo en este equipo. TODO en el KEYone está diseñado pensando en mantener segura la información que se llegue a manejar con este equipo. Incluso en detalles como la forma cómo bootea.

Enciendes el BlackBerry y de inmediato te pide el PIN o patrón configurado. Ingresas el correcto y recién ahí empieza el booteo e inicio del sistema operativo y del teléfono.

Es más, incluye una función con la que se muestra solo una parte de la pantalla del teléfono y el resto se oscurece. Para los paranoicos de turno.

Toda la información del teléfono se puede proteger con una clave para mantenerla aún más segura, en un equipo que definitivamente se diseñó pensando en todas las exigencias de un usuario empresarial.

Hablemos del rendimiento

Que es sobresaliente por varias razones. Empecemos por la batería. Al tener una pantalla más reducida en proporción que un teléfono de gama alta promedio, ya se consume menos energía. Lo que al juntarlo con una batería de 3505 mAh, en la práctica significa que con uso normal, tendremos hasta para dos días de uso con una sola carga.

Con 3GB de RAM no hay problema con abrir muchas aplicaciones a la vez, e incluso la forma en que muestra la lista de apps abiertas es diferente, con una grilla en la que se destacan con recuadros más grandes las que más estemos usando, para ubicarlas fácilmente.

El equipo es bastante competente con juegos, y la mayoría se adapta para una pantalla con una proporción distinta, como pasa con Lumines: Puzzle and Music.

Un juego diseñado para 9:16, se sigue jugando bien en una pantalla de 2:3

¿La cámara? Otra sorpresa. No es la característica estrella del equipo, pero con su lente enorme que destaca, toma fotos muy buenas, que pueden rivalizar en calidad con las de otros teléfonos de gama alta. Se pueden tomar en 2:3, 4:3 y 16:9 con ambas cámaras.

Esta cámara impone presencia.

Aquí algunas muestras de lo que tomamos con el equipo. Como siempre recordamos que nuestro sitio comprime las fotos para optimizar su carga.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y como no podía ser menos, pues que también realizamos con este equipo la prueba corriendo. Que que comportó excelente midiendo una carrera por Tobalaba con Runtastic abierto mientras se escuchaba música y se abrian muchas aplicaciones en el camino para tomar fotos o comunicarse.

Por cierto que el equipo no incluye aplicaciones propias de actividad física, o reproductores propios de multimedia. Aparte de toda su suite de apps empresariales, productivas y de seguridad, no se agrega nada más alla de las apps que Google obliga agregar a todo celu para que tenga Google Play.

En conclusión

Además. soporta carga rápida y el nivel de carga se muestra así de vistosamente.

El BlackBerry KeyOne es un muy buen equipo y una propuesta muy interesante que intenta abarcar a un público muy distinto al de otros equipos de su gama. Este es un celu para trabajar con él, y todo, desde sus aplicaciones hasta la interfaz y el diseño, está orientado en ese sentido.

Esta es la evolución que debió tomar BlackBerry desde un principio, y vaya que bien le sienta Android en un teléfono orientado para el mensajeo y la productividad. Sin embargo, llegó un pelín tarde considerando que el iPhone ya tiene el mercado del “mensajeo y la productividad” en sus manos.

Por esto mismo, este no es un teléfono para todo el mundo. Solo que los videos y todo en 16:9 se verá en este equipo con barras letterbox en modo horizontal le puede quitar a algunos las ganas de probarlo, pero todo usuario que amó los BlackBerry en su momento y todavía no encuentra un celu que le ofrezca la misma experiencia debería darle una oportunidad.

En un teléfono que por cierto, también incluye el venerable BlackBerry Messenger. Que no pudimos probar porque, ¿habrá alguien que todavía esté usando este mensajero?

Lo mejor.

  • El diseño: Único en su tipo y digno de un teléfono más serio para ejecutivos.
  • Las aplicaciones y opciones de seguridad del equipo.
  • El lector de huellas es la barra espaciadora.
  • Puedes asignar atajos a funciones y aplicaciones específicas a algún botón del teclado.
  • El teclado es resistente y tiene muchas funciones adicionales.
  • BlackBerry Hub: unificar las notificaciones en una app para ordenarlas.
  • La cámara, incluyendo su lente trasero que impone autoridad.

Lo que puede que te guste, como que no.

  • Muchas opciones de seguridad, que pueden enredar a un usuario menos avanzado.
  • La disposición de pantalla (2:3) para ver videos o contenido en 16:9
  • La posición del botón de bloqueo. ¡debería estar junto a los controles de volumen!
  • El precio que es bastante elevado para lo que ofrece.
  • Y claro, usar un teclado real para quienes ya están demasiado acostumbrado a los virtuales.

Precio y disponibilidad.

El BlackBerry KeyOne ya está disponible, a un precio de $499.990 en los principales retailers. En cuanto a operadores, actualmente lo ofrece Movistar.