Esta semana, fuimos invitados al Intel Experience Day 2017, un día completo dedicado a conocer las novedades de la compañía, que por primera vez se realizó en nuestro país.

En un evento donde pudimos comprobar la fuerza de su nueva generación de procesadores, y además cómo Intel ahora quiere ir más allá innovando en los sectores donde se definirá el futuro en tecnología que tenemos cada vez más cerca.

Para empezar, procesadores aparte, Intel se tomó su tiempo en contar hacia donde van, mirando hacia el futuro. En una apuesta que se integra en lo que denominan “el ciclo virtuoso de crecimiento” de la compañía.

Con propuestas muy concretas hacia infraestructura cloud y data centers, en una “cuarta revolución industrial” que se avecina, como lo denominó su director general de ventas ELAR, Marcelo Bertolami.

Una revolución donde los datos, el manejo de los datos será cada vez más relevante. Como lo define Bertolami, “Los datos son en el nuevo petróleo”. Lo que se puede aplicar en tantas áreas que recurren a volumenes cada vez más masivos de datos.

Servidores modulares y más potentes. Su apuesta por una nube donde Intel esté Inside.

E Intel ejemplificó con sus tecnologías apuntando hacia los autos autónomos, como Intel GO Automotive Solutions. “Un automóvil autónomo es en realidad un data center sobre ruedas”, resaltó Marcelo Bertolami, “Llegando a generar 4 terabytes de información por día”  en un vehículo que deberá constantemente aprender a manejar mejor. Este es un reto mayor, un desarrollo de largo alcance que están trabajando en conjunto con automotrices como BMW y FIAT Chrysler Automobiles.

Y que aprovechará al máximo el despegue de otra tecnología por la que Intel está impulsando que llegue pronto entre nosotros: La red móvil 5G. Redes móviles más potentes que no se aprovecharán solo en teléfonia, sino especialmente en todo tipo de equipos y dispositivos que podrán sacarle el jugo a una red así, como los autos autónomos y muchas otras soluciones de inteligencia artificial, otro terreno donde Intel también apostará lo suyo.

Una muestra de algunas de las tecnologías que está desarrollando Intel, que podrán lucir con todo en tres años más, como uno de los auspiciadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (¿seguiremos nosotros por ese entonces?)

La octava generación llegó a los 18 núcleos y al Core i9

Esto es el futuro para Intel. Pero en el presente también tuvieron bastante que contar y mostrar. Porque ya está con nosotros la Octava Generación de sus procesadores:

Junto a nuevos chips Core i3 (ahora quad-core), i5  e i7 (ahora con hasta 6 núcleos), más potentes y que soportarán mejor los juegos, y aplicaciones más exigentes como editar videos hasta a 4K; se presentó la familia X-Series, con Core i5 e i7 aún más poderosos y la joya de la corona, los Intel Core i9 X-Series, de 10 nucleos, y el Core i9 Extreme, con hasta 18 núcleos.

Una monstruosidad para los usuarios más exigentes en todo sentido. Aún más todos los Core X-Series y el i9 Extreme se venderán desbloqueados, así se les podrá aplicar overclocking  y estrujar aún más su potencial (con la refrigeración precisa, esto no se debe intentar en casa si no sabe lo que se hace).

Empezaremos a ver notebooks, desktops todo en uno y equipos 2-en-1 con los nuevos Core de 8va generación Inside para fines de año en los principales retailers.  Mientras los X-series y el Core i9 Extreme están diseñados especificamente para computadores de escritorio, y ya se pueden adquirir en PC Factory, el procesador solo o incluirlo en un PC armado por la tienda.

Junto a los procesadores, Intel presentó Optane Memory, un nuevo concepto de memoria de almacenamiento, que promete ser aún más veloz que los actuales discos SSD, todo en una placa que fácilmente se puede integrar a cualquier equipo de escritorio y pronto a computadores portátiles.

Para mirar, tocar y probar

Junto a la presentación, también pudimos probar la amplia gama de equipos con Intel Inside que podemos encontrar en el mercado, como estos terminales para consumir contenido multimedia en HD directamente por la pantalla, este es un Lenovo ThinkCentre, pero también pudimos probar equipos de Dell y HP igual de interesantes como pequeños centros multimedia para ver Netflix, Youtube y lo que queramos en la pantalla grande de la casa.

Los notebooks y 2-en-1 con procesadores Intel siguen ofreciendo mucha variedad para todos los gustos, presupuestos y necesidades en potencia. Con equipos que ahora incluyen hasta pantallas 4K (con los que Windows 10 se lee y ve bastante mejor, gracias a la mayor densidad de pantalla).

Pero si se trata de notebooks, este Acer Predator impone. Pantalla 1080p y teclado mecánico de tamaño completo. Esta monstruosidad es otra cosa con la que se pasa cualquier cosa menos desapercibido. Lástima que no tenía juegos instalados para poder comprobar su potencial 🙁

Gabinetes que lucian todo su interior con su ventana.

Y es que los juegos eran el tema central en este Intel Experience Day, donde pudimos probar el potencial de sus procesadores de octava generación con equipos especialmente armados por PC Factory cargados con títulos como Doom (2016), Marvel vs. Capcom Infinite, Battlefield 4, Mortal Kombat X y Project CARS.

Y es que jugar Battlefield 4 con tres pantallas juntas es inmersivo a tope…

…Pero nada supera a jugar Project CARS con una pantallota ancha como esta. Si es que sabes jugar o tienes un control o un volante. Porque nadie pudo controlar bien el juego con teclado y mouse. Ni yo, como aficionado a los juegos de carreras. Es que literalmente di jugo tratando de controlar un auto con solo el teclado.

Pero para mostrar el potencial de los nuevos procesadores, Intel tenía que demostrarlo con todo. Y no había otra forma que montando un propio gabinete enfriado con nitrógeno líquido, listo para recibir un procesador Core i7 overclockeado y que funcionó a su máximo potencial.

Y así, pudimos recorrer todo lo que ofrece Intel para este fin de año y cómo la firma está apostando por lo que definirá las tecnologías y las telecomunicaciones en los próximos años, en un futuro donde el Intel inside seguirá presente, aunque de maneras muy diferentes a las que acostumbramos.

Y otra de las cosas que mostró Intel fue este espejo. Que también es una pantalla que puede mostrar contenido interactivo según el contexto. Esto puede revolucionar los probadores de las tiendas de ropa.